Servicios en comunicación Intercultural

Cambio Climático ¿Cómo combatirlo en tu día a día?

Portada de la guía

OXFAM Intermón invita a leer, guía "Cambio Climático ¿Cómo combatirlo en tu día a día?", documento de fácil lectura, para información rápida respecto a esta amenaza global.

Servindi, 4 de diciembre, 2017.- Los efectos del cambio climático ya vienen siendo devastadores en diferentes partes del mundo, sin embargo se requiere más información y acciones a todo nivel, en ese afán de contribuir a conocer mejor, OXFAM Intermón pone a disposición la guía "Cambio Climático ¿Cómo combatirlo en tu día a día?" 

El cambio climático es una amenaza real para el planeta. Pero no solo eso: también es un serio riesgo para la salud de las personas, para el futuro de la agricultura y para la biodiversidad del planeta.

Es hora de tomar medidas, desde compromisos individuales, colectivos e institucionales, se puede ganar la batalla contra el cambio climático, por lo tanto es recomendable partir por conocer y luego actuar. En la guía publicada se encuentra el siguiente contenido:

  • ¿Qué es el cambio climático?
  • ¿En qué nos afecta?
  • ¿Qué medidas están tomando los gobiernos?
  • ¿Qué puedes hacer tú para colaborar?

Reproducimos una parte de la guía.

El cambio climático: qué es, causas y evidencias

Inviernos menos fríos, una primavera más corta, cambios muy bruscos en el clima… Seguro que te suena, ¿verdad? A día de hoy, seguro que te has dado cuenta de que las estaciones ya no están tan bien delimitadas como antes o de que las precipitaciones, por ejemplo, siguen patrones diferentes a los que seguían hace varias décadas.

Todo esto es consecuencia directa de lo que conocemos como cambio climático: se trata de un cambio en el clima que se produce por causas naturales, pero que también podemos atribuir, directamente, a la actividad humana. Y es una amenaza real para el planeta.

En un estado natural, la temperatura del planeta se mantiene gracias al equilibro entre tres factores: el efecto invernadero, que regula el calor que retiene la atmósfera; la variación de la cantidad de energía que llega a la Tierra procedente del Sol; y los cambios que hacen que la atmósfera refleje más o menos calor hacia el espacio. Los cambios en estos tres puntos hacen que el clima vaya variando a lo largo de los siglos, pero el problema real empieza cuando, por culpa de la actividad humana, modificamos alguno de ellos de una forma artificial.

Estas modificaciones se deben a que estamos vertiendo a la atmósfera una cantidad de gases de efecto invernadero mucho mayor de la que puede eliminar y, por tanto, se acumulan y provocan un aumento de las temperaturas, cambios en las precipitaciones y un aumento de los desastres naturales.

Los problemas a los que se enfrenta el planeta si no aunamos esfuerzos por detener el cambio climático son muchos y muy variados, y podrían agruparse en cuatro grandes bloques:

• Deshielo y aumento del nivel del mar. El aumento de las temperaturas globales está provocando que los hielos perpetuos del Polo se derritan y, por tanto, aumenta la cantidad de agua de los océanos. Pero también se están derritiendo las zonas glaciares de otros puntos del mundo, como Latinoamérica. Esto significa que, si no ponemos freno a la situación, muchísimas islas y ciudades costeras desaparecerán durante las próximas décadas.

• Efecto sobre la agricultura y la pesca. Los cambios en el clima provocan daños en las cosechas: no solo por unas temperaturas más altas, sino porque se producen más sequías, más inundaciones y más desastres naturales. Además, los bancos de peces se ven afectados por cambios en las corrientes marinas y en su medio de vida, poniendo en peligro su subsistencia.

• Enfermedades y plagas. Unas temperaturas más cálidas en todo el mundo hacen que enfermedades de carácter tropical encuentren nuevas zonas donde expandirse. Es el caso del dengue o la malaria, por ejemplo: enfermedades casi desconocidas en los países desarrollados y que podrían causar estragos entre la población con mucha facilidad.

• Daños sobre la biodiversidad. Los cambios de temperatura y de precipitaciones hacen que muchísimas especies animales y vegetales estén en riesgo de desaparecer: es el caso de los osos polares, tal vez el más famoso, pero también el de muchas especies que subsisten en ecosistemas con características cada vez menos definidas a las que no tienen tiempo de adaptarse.

Acceda a la guía completa haciendo clic en el siguiente enlace.

Cambio Climático ¿Cómo combatirlo en tu día a día? (Versión PDF, español, 13 páginas)

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario