Servicios en comunicación Intercultural

Golpe de estado pone fin a diez años de transición democrática en Myanmar

Aung San Suu Kyi, lideresa del partido Liga Nacional para la Democracia / Foto: Martín Divisek - EFE

Myanmar vivió bajo la dictadura militar durante casi 50 años, entre 1962 y 2010. Fue recién cuando en el 2011 inició un nuevo rumbo hacia la transición democrática. Sin embargo, los militares nunca perdieron el poder y tomaron nuevamente el control del país a través de un golpe de Estado.

Servindi, 4 de febrero, 2021.- Myanmar celebró dos elecciones generales luego del fin de la dictadura militar en 2011. Sin embargo; el Ejército evitó –a través de un golpe de Estado– la continuidad hacia una transición democrática.

El golpe a la democracia ocurrió el 1 de febrero de 2021 cuando el Ejército ordenó la detención de los principales líderes políticos, entre ellos la Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi, el presidente Win Myint y a gobernadores de diferentes regiones.

Luego de ello, se declaró el estado de emergencia y el jefe de las Fuerzas Armadas, Min Aung Hlaing, tomó el control de todos los poderes del Estado. En este periodo, los militares anunciaron que reformarán la comisión electoral y convocarán a nuevas elecciones "pluralistas, libres e igualitarias".

Asimismo, la junta militar nombró a Myint Swe, director del comando militar de Rangún y actual vicepresidente de Myanmar, como presidente interino. El cargo es honorífico.

Los militares justifican que el golpe fue originado debido a un “enorme fraude electoral” en las elecciones parlamentarias de noviembre de 2020, donde ganó ampliamente la Liga Nacional para la Democracia (LND), que está en el poder desde el 2015.

En dichas elecciones, la LND –movimiento político liderado por Aung San Suu Kyi– obtuvo el 83 por ciento de los 476 escaños en el parlamento. Sin embargo, el ejército dijo haber descubierto 10 millones de casos de fraude electoral.

En ese contexto, solicitó a la comisión electoral publicar las listas electorales para verificarlas. La solicitud no fue respondida.

"La UEC (comisión electoral) no logró resolver las enormes irregularidades en las listas de votantes en las elecciones generales multipartidistas que se llevaron a cabo el 8 de noviembre de 2020", dijo Myint Swe a través de una declaración firmada.

Por su parte, los expertos consideran que la acusación de fraude no tiene evidencia y comparan el hecho con lo ocurrido con Donal Trump en los Estados Unidos, quien acusó al Partido Demócrata de fraude sin presentar prueba alguna.

"Obviamente, Aung San Suu Kyi obtuvo una contundente victoria electoral. Ha habido acusaciones de fraude electoral. Es algo trumpiano: acusaciones de fraude sin evidencia", comentó a la BBC Phil Robertson, subdirector de Human Rights Watch (HRW) en Asia.

 

Nunca dejaron el poder

Desde que Myanmar se independizó en 1948 fue gobernado por regímenes militares durante casi 50 años. Además, padeció dos golpes de Estado: uno en 1962 y otro en 1988.

Sin embargo, fue en el 2008 cuando la última junta militar redactó una nueva Constitución – que rige hasta la actualidad– con la finalidad de ceder el poder a los civiles en el 2011.

De acuerdo con la Carta Magna, el ejército controla tres de los ministerios más importantes: Interior, Defensa y Asuntos Fronterizos. Asimismo, les otorga una cuarta parte de los escaños parlamentarios de manera automática.

"Vale la pena recordar que el sistema actual es tremendamente beneficioso para el ejército: tiene una autonomía de mando completa, una inversión internacional considerable en sus intereses comerciales y una cobertura política de los civiles por crímenes de guerra", dijo a BBC Gerard McCarthy, del Instituto de Investigación de Asia de la Universidad Nacional de Singapur.

Asimismo, McCarthy advierte que la decisión adoptada por los militares aislará a los socios internacionales y “provocará una creciente resistencia de millones de personas que colocaron a Suu Kyi y a la LND en el poder por otro período de gobierno".

 

Liga Nacional para la Democracia

La Liga Nacional para la Democracia es un partido fundado en 1988 y dirigido por Aung San Suu Kyi, hija del héroe de la independencia del país, el general Aung San, quien fue asesinado en 1947 cuando ella solo tenía dos años.

Cuando en 1988 estallaron las protestas en el país asiático, Aung San Suu Kyi regresó a su patria luego de haber pasado 28 años en el extranjero y se convirtió en la lideresa del movimiento.

Sin embargo, en 1989 una junta militar ordenó su arresto domiciliario. A pesar de ello, su partido ganó las elecciones aunque la dictadura ignoró los resultados.

En 1991 ganó el Premio Nobel de la Paz “por su lucha no violenta por la democracia y los derechos humanos”. Su detención se extendió por 15 años por lo que no pudo pasar el tiempo con sus hijos y tampoco asistió a los funerales de su esposo que murió de cáncer.

En defensa de los militares

En el 2016, Aung San Suu Kyi asumió el poder como consejera del Estado. Desde esa posición, no ha sido capaz de condenar los crímenes cometidos por el ejército en contra de la población musulmana rohingya.

“No son considerados ciudadanos, porque no tienen reconocimiento como grupo étnico y desde 1948 han sido víctimas de tortura, negligencia y represión”, advierte la BBC.

Además, de acuerdo con la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) más de 700 mil rohingyas huyeron del país desde 2007, con destino a Bangladesh.

Cuando Gambia inició una acción judicial contra Myanmar por considerar que había violado la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio, un tratado del derecho internacional aprobado en 1948, Aung San Suu Kyi defendió a los militares.

La lideresa de la LND dijo que el ejército pudo haber hecho uso de “fuerza desproporcionada” contra la minoría étnica pero que había una “intención genocida”.

“Lamentablemente, Gambia presentó a la Corte una fotografía incompleta y engañosa de la situación en el Estado de Rakáin”, declaró ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

 

 

Te puede interesar:

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario