Servicios en comunicación Intercultural

Uruguay negó pedido de asilo a Alan García

"Volvamos a la paz, quedan liberados". Carlos Barros, embajador de Uruguay en Perú. (Captura de pantalla)

Servindi, 3 de diciembre, 2018.- El ex presidente Alan García abandonó la residencia del embajador de Uruguay, Carlos Barros, luego de que el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, rechazara su pedido de asilo político al considerar que en Perú funcionan autónomamente y libremente los tres poderes del Estado. 

Así lo expresó el presidente de Uruguay durante una conferencia de prensa, junto con el canciller Rodolfo Nin Novoa, y anunció que no concederá el asilo solicitado por el expresidente.

"No hemos concedido el pedido de asilo porque en Perú funcionan libremente los tres poderes del Estado", pronunció el mandatario esta mañana.

Por su parte, el canciller Nin Novoa añadió que "el gobierno de Uruguay, ha considerado que las investigaciones judiciales contra el expresidente Alan García no constituyen persecución política, tratándose de imputaciones vinculadas mayoritariamente a hechos económicos y administrativos desarrollados durante sus dos gestiones como presidente constitucional de la República del Perú".

Después de dichos anuncios, cerca de las 8:00 am, el expresidente Alan García se vio en la necesidad de abandonar la residencia del embajador de Uruguay, Carlos Barros.

“Ya lo anunció el presidente del Uruguay y ya lo anunció el canciller Popolizio. El Uruguay no otorgó el asilo al expresidente Alan García y el expresidente Alan García ya se ha retirado de esta residencia. Eso es lo que voy a decir, todo lo demás correrá por cuenta de los gobiernos”, afirmó Barros en la puerta de su residencia.

“Hace media hora se retiró, volvamos a la paz, quedan liberados”, agregó el embajador de Uruguay en nuestro país, tras afirmar que los motivos del rechazo de la solicitud del exmandatario los “dará el Gobierno no el embajador”.

Dato:

Alan García cumplió diecisiete días viviendo en la residencia del embajador de Uruguay en Lima desde el sábado 17 de noviembre, cuando presentó la solicitud de asilo diplomático a las pocas horas de que un juez le impidiese abandonar Perú por 18 meses para asegurar su presencia en el proceso.

El ex mandatario se trasladó primero a la vivienda de su hija mayor, Carla García, en San Isidro, según informó su secretario, Ricardo Pinedo. Posteriormente, se dirigió a su vivienda ubicada en el distrito de Miraflores, donde se encuentra actualmente.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario