Servicios en comunicación Intercultural

Recordando al maestro pionero de ANAMEBI

Foto: Diario virtual Cambio

Por Nila Tovar Gonzales*

3 de octubre, 2018.- Ya pasaron más de 10 días de la triste partida de nuestro hermano, compañero Roberto Martínez, sin embargo, aún no podemos asimilar su partida. Cada vez que realizamos trabajos, propias de la actividad docente y de Educación Intercultural Bilingüe (EIB), se aviva el recuerdo y las ganas de llamarlo, coordinar acciones y al mismo tiempo se viene el recuerdo que ya se fue para nunca más volver, que solo perdurará en el recuerdo por siempre, el noble, humilde e incansable maestro.

Recuerdo el mar humano que acompañó la marcha fúnebre de aquel 23 de setiembre, la partida a la eternidad de nuestro hermano, colega, amigo Roberto Martínez. Día de la primavera, día de la juventud que coincidentemente ese día se fue; para recordar sus ideas, sus luchas, su incansable trabajo por causas justas en bien de la educación de los de abajo, de los que fuimos discriminadas/dos. Por eso decir en nombre de Roberto que la Educación Intercultural Bilingüe cada día será valorada como símbolo de resistencia de las comunidades originarias de nuestra tierra.

Su partida acompañamos mucha gente, mujeres y hombres que a su lado compartimos ideales. Nunca había visto tanto cariño, tanta amistad de tatas hermanas/nos que se despidieron muy tristes del compañero Roberto, que aún nos ponía más melancólicas/os la música andina, el canto quechua que a él también gustaban por cierto. En un discurso de despedida alguien decía: “no se puede medir el tamaño de un árbol cuando está de pie, pero si cuando está caído”, eso mismo refleja el acompañamiento de ese mar humano el día que partió nuestro hermano. Sin embargo, también seguramente necesitamos hacer autocrítica, de no haber valorado suficientemente sus acciones cuando lo tuvimos vivo al lado nuestro.

El primer día del velatorio cuando llegué solo me encontré con tres aparatos florales, dos velas y unos amigos de su generación y otros un poco más mayores. Muy apenada salí hacia la florería a comprar un aparato floral y velas, cuando regresé llegaban interminablemente muchas personas con coronas, aparatos florales, personas también que venían desde muy lejos, enterados del deceso de Roberto. También los trabajadores amigos de la Dirección de Educción Intercultural Bilingüe (DEIB), enviaron sus presentes para despedirse de Roberto, asimismo dieron sus condolencias a los familiares.

Foto: Nila Tovar

Su partida nos hizo llorar desconsoladamente al lado de la familia y de la multitud porque perdíamos a un líder, a un dirigente de mucha importancia en nuestras luchas del magisterio, asimismo de los pueblos indígenas y de los campesinos.

Algunos redactaron mensajes de despedida como las que reproducimos en seguida:

El adiós a Roberto

(Homenaje a Roberto Martínez Pérez)

Se nos ha ido el amigo de los andes
que con los apus y Arguedas cantaba
desde niños en fresca mañana apurimeña.

Se nos ha ido el amigo del rostro sereno
que a pecho descubierto y altivo defendía
a los pueblos andinos y amazónicos.

El que miraba el futuro con otros ojos,
la vida del niño, del joven, del mayor,
el camino de esta sociedad existente.

El que con dulzura hablaba
el quechua de sus antepasados
como saborear la canchita tostada.

El que con sueños en vuelo altísimo
enseñaba en las aulas y en las calles
sus principios y valores aprendidos.

El que caminaba por puntos desconocidos
llevando su palabra de alerta y defensa
de los no comprendidos, de los no escuchados.

El que daba el brazo al hombre, al maestro,
en sus luchas diarias de la vida y exigencia
por los derechos existentes pero olvidados.

El que con blanco poncho de estirpe peruano
serpentina rodeada al cuello y talco en la cara,
daba vueltas y vueltas alrededor del monte.

El que cantaba los cantos tristes y legres
de los pueblos y nacionalidades peruanas
en los momentos exactos y precisos.

Ese es el buen amigo que hemos perdido,
el que fue injuriado, difamado y odiado,
en su gran lucha por la verdad, la legalidad.

No lo veremos por las calles de la ciudad,
no lo veremos por los caminitos del pueblo,
sus pisadas o pasos dar, sus ideales volar.

Ese es el buen amigo que hemos perdido,
el amigo llamado Roberto que nos faltará
en nuestras nuevas jornadas y luchas.

Fuente: Almitu

A Roberto lo recordaremos sus amigos y familiares; como al padre, al amigo de todas las generaciones, defensor incansable de los derechos de los pueblos indígenas, quien con su experiencia y sus permanentes acciones nos enseñó a luchar por los más necesitados, a compartir con los que requerían saber y sobre todo nos enseñaron a sentirnos orgullosos de ser indígenas.

Resalto en estas cortas líneas, los eventos, foros y encuentros que promovía y lideraba permanentemente junto a un equipo también comprometido responsablemente en el trabajo, los cuales siempre eran bien desarrollados. Esto también me trae el recuerdo de la Asociación Nacional de Maestros de Educación Bilingüe Intercultural (ANAMEBI), cuando nos convocó de urgencia hace mucho tiempo atrás, a las 11:00 p.m. y terminamos 3:00 a.m. en el local de Huampaní – Lima, consecuentemente fue a través de la decisión de estos acuerdos previos que; desarrollamos el I Congreso Nacional de ANAMEBI en Junín, con 50 participantes de las regiones: Ayacucho, Huancavelica y San Martín. Luego el II Congreso desarrollamos en Ayacucho con más de 300 participantes y el III Congreso ANAMEBI en Puno con más de 2000 mil participantes, el IV Congreso ANAMEBI en Cusco con cerca de 5000 participantes, posteriormente se continuaron con los congresos en Ancash, San Martín, Ucayali, etc.

Imagen: amabisec - satipo

Otra labor importante de nuestro recordado y querido Roberto Martínez, es el arduo trabajo en la Comisión de Registro de Escuelas Bilingües en Huancayo, donde la batalla fue dura, muchas veces lo sentimos contra corriente, a falta de sensibilización por parte de las autoridades. Hoy en día nos alegra contar con la Dirección Desconcentrada de Cultura en Junín que contribuye al fortalecimiento de la identidad y del valor de las lenguas originarias.

Queda una tarea para los que estamos en esta línea de trabajo, a seguir bregando, así nos comprometimos el día del funeral sus amigos y colegas. Tenemos pendiente una reunión en adelante para seguir desarrollando los trabajos ya encaminados. 

---
*Nila Tovar Gonzales es docente de Educación Intercultural Bilingüe.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario