Servicios en comunicación Intercultural

Medio británico alerta sobre reducción de estándares ambientales

El conocido periódico The Guardian, publicó un informe señalando que el Ministerio del Ambiente ha aprobado medidas para reducir el control de la contaminación en el aire. La publicación señala que en Perú se estila publicar normas polémicas durante los días feriados. Lea parte del artículo traducido por Servindi.

The Guardian, 3 de mayo de 2017 .- Es una táctica bastante común en el Perú que para emitir una decisión o resolución significativa o potencialmente polémica se espera a que nadie preste atención. Por ejemplo, durante los días 24, 26 o 31 de diciembre. El Ministerio de Medio Ambiente (MINAM) adoptó recientemente esa estratagema al lanzar, justo antes de las vacaciones de Semana Santa, propuestas para revertir dramáticamente ciertos estándares de calidad del aire en todo el país.

El proyecto de Normas Nacionales de Calidad Ambiental para el Aire propone mantener los límites máximos legales para dióxido de nitrógeno, monóxido de carbono, sulfuro de hidrógeno, plomo y benceno, pero duplicando el límite para algunas partículas. Lo más sorprendente, proponen aumentar el límite de dióxido de azufre por más de 12 veces.

El MINAM afirma con eficacia que Perú es el líder mundial en los límites de dióxido de azufre porque es el "único país del mundo" que cumple las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Este límite es de 20 microgramos por metro cúbico en un período promedio de 24 horas, en comparación con 210 en Australia, 250 en Chile y Colombia, 288 en México, 300 en Canadá y 365 en Brasil, según el ministerio. En otros lugares del mundo —aunque estos no son reconocidos por el MINAM— el límite es de 150 en China, 125 en la UE, 131 en Corea del Sur y 80 en la India.

La propuesta actual es elevar el límite del Perú a 250. Una justificación es que "no existe un vínculo claramente definido" entre el dióxido de azufre y los impactos negativos sobre la salud humana, afirma el MINAM, según su interpretación de las investigaciones de la OMS, la agencia de protección ambiental y de saludad de Canadá, entre otros.

Otras justificaciones son que ningún otro país en el mundo tiene un límite tan estricto como 20 y adoptarlo es un error fuera de contacto con la "realidad nacional". No se está cumpliendo, sostiene el ministerio, y por lo tanto socava la fe pública en el gobierno y la ley.

 

 

"El límite 20 fue adoptado en un plazo muy corto sin un sólido argumento técnico y económico y sin considerar la política de desarrollo sostenible que implica tomar riesgos aceptables para la salud pública, al mismo tiempo que se introducen estrategias eficaces para reducir la contaminación ambiental", señala el MINAM.

Las propuestas del ministerio han sido objeto de serias preocupaciones y críticas por parte de la Comisión de Pueblos Andinos del Congreso, ONG’s y muchas otras organizaciones. Aprodeh, con sede en Lima, y ​​la Asociación Interamericana para la Defensa del Medio Ambiente (AIDA) dicen que el MINAM está ignorando la evidencia científica de los "graves daños a la salud" causados ​​tanto por dióxido de azufre como por partículas. Estos incluyen problemas pulmonares y muerte prematura —con los niños, los ancianos y las personas con asma siendo particularmente vulnerables—.

"Existe una evidencia científica abrumadora para concluir que la contaminación por dióxido de azufre representa un grave riesgo para la salud, particularmente cuando la contaminación alcanza niveles altos en períodos cortos de tiempo, algo que la propuesta no toma en cuenta", dice Anna Cederstav, co-directora de AIDA en una declaración conjunta con APRODEH.

Ambas organizaciones sostienen que las propuestas del MINAM violan la Convención Americana sobre Derechos Humanos y otros tratados internacionales vinculantes para el Perú. Además, la consulta pública fue "viciada", afirman, con muy poco tiempo para el debate y la base científica de las propuestas no hechas públicas.

Esa opinión es compartida por la Comisión del Congreso sobre Medio Ambiente, que ha escrito a la ministra de Medio Ambiente, Elsa Galarza, solicitando 30 días más para el proceso de consulta pública. La Comisión está presidida por María Elena Foronda, que ha tomado la iniciativa de llamar la atención del público sobre el tema.

"En opinión de la Comisión, cualquier ley que reduzca los estándares de calidad ambiental requiere una evaluación técnica responsable y oportuna, tanto por miembros del Congreso como por la sociedad civil", dice Foronda. "Es apropiado señalar que el MINAM está tratando de establecer parámetros que son más débiles que los recomendados por la OMS".

Ingrese aquí para leer el artículo original y completo.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario