Servicios en comunicación Intercultural

COICA propone protocolo de consulta regional de los PP.II.

Servindi, 2 de diciembre, 2019.- La Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA) lanzó la Propuesta del Protocolo de Consulta Regional de los Pueblos Indígenas de la Amazonía.

La propuesta, que cuenta con el apoyo de la asociación civil Derechos, Ambiente y Recursos Naturales (DAR), se dio a conocer durante una conferencia de prensa en el marco de la 25° Conferencia de las Partes (COP25) que se está llevando a cabo en Madrid, España. 

Esa iniciativa busca que los gobiernos de los países de la Cuenca Amazónica —Brasil, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, Guyana, Surinam, Guyana Francesa— reconozcan a los pueblos indígenas a fin de recuperar y fortalecer el derecho a la consulta y el consentimiento previo, libre e informado.

"El derecho a la consulta previa se convierte en una herramienta fundamental para proteger nuestras vidas y territorios", mencionó Robinson López, dirigente de la COICA. 

A pesar de ello, actualmente, solo seis países de la Cuenca Amazónica han ratificado el Convenio 169 de la OIT; sin embargo, los derechos de consulta y consentimiento no se han implementado según el estándar internacional. 

Ello afecta de manera directa a los pueblos indígenas pues, los procesos de consulta suelen ser instrumentalizados para reducir la representación indígena y desnaturalizar la consulta sin reconocer el consentimiento de los pueblos.

Existen ejemplos puntuales de violación flagrante del derecho a la consulta previa en tres países:Venezuela, Perú y Brasil, que fueron presentados en el Examen Periódico Universal (EPU) China 2018.

Para López, estos megaproyectos en términos climáticos "están ayudando a que aumente el calentamiento global por la deforestación de los territorios".

"En Colombia por ejemplo la consulta previa, está implementándose desconociendo e invisibilizando a los pueblos indígenas, permitiendo el ingreso de megaproyectos petroleros afectando la cultura y el territorio", añadió.

De esa manera, frente a la violación de los derechos humanos de los pueblos indígenas y las amenazas a sus territorios en la Cuenca Amazónica, la COICA declaró la consulta previa en emergencia y exigió que se respete y garanticen el verdadero espíritu del derecho a la consulta, donde los Estados implementen los procesos de diálogos que permitan el consentimiento de los pueblos indígenas.

Asimismo, exhortó a que se reconozcan los protocolos de (auto) Consulta construidos desde la concepción propia de los pueblos indígenas en tanto son una propuesta de instrumentos que afirman los derechos al consentimiento, la autodeterminación y el ejercicio de la autonomía política de los pueblos.

Y con ello, que se reconozca también la propuesta de Protocolo de Consulta Regional que busca exigir mejores estándares y el consentimiento de los pueblos indígenas, con la construcción de un diálogo entre iguales.

Finalmente, mandó que declaren la nulidad de los proyectos, lotes, medidas u otros derechos otorgados que violen los estándares internacionales de protección del derecho a la libre determinación, autonomía, consulta, consentimiento y territorio de los Pueblos Indígenas de la Cuenca Amazónica.

A continuación el comunicado: 

COMUNICADO FINAL

Declaramos la Consulta en Emergencia

La Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA) declara la Consulta previa en emergencia en los países de la Cuenca Amazónica, teniendo en cuenta que:

  1. Los territorios indígenas de la Cuenca Amazónica interconectan la espiritualidad, cultura y recursos naturales, y tienen el componente político del ejercicio de la autonomía y gobierno propio acorde a la cosmovisión de cada pueblo indígena.

  2. En ese sentido, el marco normativo internacional reconoce que los pueblos indígenas tienen derecho a ser consultados y que se obtenga su consentimiento previo, libre e informado frente a la lotización, licitación y otorgamiento de concesiones y/o proyectos sobre sus territorios ancestrales.

  3. Sin embargo, la consulta previa ha sido desnaturalizada por la tendencia de los Gobiernos al fomento de las inversiones que vienen incrementando la desforestación de la Amazonía con efectos en el calentamiento global. Tal es así que los mecanismos y procesos de consulta previa terminan siendo una mera formalidad y no un proceso verdadero de diálogo intercultural y de formación de acuerdos.

  4. Sumado a ello, los Gobiernos de la Cuenca Amazónica cuentan con normas de consulta previa que no han sido ni están siendo construidas de la mano de los pueblos indígenas y que no reconocen el derecho al consentimiento. Así como tampoco han hecho una consulta de la propia ley que establece la consulta previa.

Ante ello, exhortamos a los Estados de la Cuenca Amazónica presentes en la COP 25, lo siguiente:

  1. Que respeten y garanticen el verdadero espíritu del derecho a la consulta y que por tanto los Estados deben implementar procesos orientados a instaurar un proceso de diálogo que permita el consentimiento del pueblo indígena o acuerdo, así como respetar las prioridades de desarrollo de nuestros pueblos. Dichos procesos deberán darse en etapas de planificación y no después de aprobado un proyecto de inversión, así como en cada etapa del ciclo de dicho proyecto.

  2. Que respeten y reconozcan los protocolos de (auto) Consulta construidos desde la concepción propia de los pueblos indígenas en tanto son una propuesta de instrumentos que afirman los derechos al consentimiento, la autodeterminación y el ejercicio de la autonomía política de los pueblos indígenas.

  3. Que reconozcan la propuesta de Protocolo de Consulta Regional que busca exigir mejores estándares y el consentimiento de los pueblos indígenas, con la construcción de un diálogo entre iguales.

  4. Finalmente, que declaren la nulidad de los proyectos, lotes, medidas u otros derechos otorgados que violen los estándares internacionales de protección del derecho a la libre determinación, autonomía, consulta, consentimiento y territorio de los Pueblos Indígenas de la Cuenca Amazónica; y remedien los impactos ambientales, sociales, culturales y espirituales que se hayan generado.

 

Datos:

  • La COICA está conformada por las organizaciones indígenas de nueve países: Brasil, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, Guyana, Surinam, Guyana Francesa.
  • En ella se registran alrededor de 511 pueblos indígenas, miles de comunidades y 66 pueblos en aislamiento voluntario. 
  • Los pueblos indígenas presentes comprenden 220 mil hectáreas en territorio. 

 

 

Te puede interesar:

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario