Servicios en comunicación Intercultural

México: Oxchuc y su proceso de autogobierno municipal

Entre otros, Oscar Gómez, Jesús Ramírez, Ma Luísa Albores y Adelfo Regino en la Plaza de Oxchuc.  28 Julio del 2018. / Foto: C. Barajas.

Por Marcos Matías Alonso

2 de julio, 2018.- En la víspera de la celebración del II Encuentro Nacional por la Libre Determinación de los Pueblos Indígenas de México (28/VII/2018), en Oxchuc, Chiapas, se hicieron diversos preparativos para invocar  la armonía y la concordia. La noche del viernes 27 de julio, en la iglesia principal, durante varias horas los ancianos oraron e imploraron por la paz. Con el silencio de la noche y en medio del copal, sahumerio y velas, los Mayores invocaron a sus dioses para recibir a sus visitantes. Sus buenos deseos y bendiciones propiciaron que el Encuentro Indígena se desarrollara en paz y en armonía comunitaria.

Fiel a la costumbre del pueblo, por la mañana del sábado 28 de julio, recibió a sus visitantes con tambor, arpa y cohetes. Un gran acontecimiento fue la llegada de Jesús Ramírez (vocero del electo Presidente de la República), María Luisa Albores (futura Titular de SEDESOL) y Adelfo Regino (próximo Titular del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas). La comitiva del gabinete social de la Presidencia de la República llegó acompañada de representantes indígenas de Guerrero, Michoacán, Puebla, Oaxaca, Estado de México e Hidalgo.

Previo al inicio para escuchar las intervenciones, los visitantes fueron venerados y reverenciados con la vestimenta tradicional de la comunidad tzeltal.  Don Juan Encino, presidente de la Comisión Permanente por la Paz y Justicia Indígena de Oxchuc, lo explicó con sus siguientes palabras: “es un símbolo de respeto y es una costumbre de los abuelos, que al usar nuestra ropa tradicional queremos que sientan y amen nuestra lengua y nuestra cultura. Es tradición ancestral de nuestra comunidad y es la herencia que recibimos de nuestros abuelos”.

M. Matías con Juan Encino, el Mantik de la Comisión Permanente por la Paz y la Justicia Indígena de Oxchuc. / Foto: C. Barajas.

Una vez explicado el anterior preámbulo cultural, procedo a reseñar los principales mensajes. Ma. Luisa Albores enfatizó que en Oxchuc es la primera visita que hicieron a nombre de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), Presidente electo de la República. También destacó su ascendencia tzeltal y recalcó que Ococingo es su pueblo natal. Resaltó que la SEDESOL dará prioridad en “sembrar ciudadanía” y que la nueva política social será participativa, incluyente y democrática.

Jesús Ramírez, en su calidad de próximo vocero de la Presidencia de la República, se acercó a varios temas cruciales de Oxchuc, Chiapas y de México. “Pronto se mandará al Congreso de la Unión una propuesta de reforma constitucional que recoja los ‘Acuerdos de San Andrés Larrainzar’. Necesitamos cimentar un México sin más pobreza, violencia ni discriminación y reconstruir la unidad de los pueblos para levantar una voz digna. Queremos que Oxchuc tenga su ‘tres nudos’ unidos, no separados”.

El representante del Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana de Chiapas (IEPC) quedó sorprendido cuando Jesús Ramírez afirmó: “Nunca más un dictamen antropológico para dictaminar si un pueblo indígena es o no lo es”. Este es uno de los requisitos que ha obstaculizado el ejercicio de los derechos del pueblo de Oxchuc para celebrar elecciones por el Sistema Normativo Propio, también conocido por “Usos y Costumbres”. Este requisito ha representado un impedimento para el ejercicio del derecho de autogobierno indígena.

Cualquier visitante que llega a Oxchuc siente el palpitar del corazón indígena del pueblo. El 99.9% de su población es de origen tzeltal. Sus costumbres, lengua, tradición, historia, organización social, cohesión comunitaria, cosmovisión y su territorio ancestral lo hacen reconocer como un pueblo histórico de tradición centenaria. Para los que tengan duda, consulten el “K’awaltic: Las ordenanzas de Oxchuc”, que contiene la memoria histórica con más de cuatro siglos de la crónica del poblado y comunidades conexas.

La intervención de Adelfo Regino colocó en el centro del debate los temas de mayor preocupación para el municipio de Oxchuc. Para explicar la autonomía y la libre determinación de los pueblos indígenas, citó textualmente el artículo 3 de la Declaración de las Naciones Unidas de los Derechos de los Pueblos Indígenas.

“Los pueblos indígenas tienen derecho a la libre determinación. En virtud de ese derecho determinan libremente su condición política y persiguen libremente su desarrollo económico, social y cultural”.

Las comunidades, pueblos y municipios indígenas, pueden ejercer este derecho establecido en el marco del derecho internacional y los derechos consagrados en el artículo 2° de la Carta Magna. Temas como el autogobierno, la autonomía y libre determinación, están contemplados en nuestra Constitución Política. En este contexto, fueron ilustrativas las experiencias de los municipios indígenas de Cherán (Michoacán) y Ayutla de los Libres (Guerrero), quienes en la práctica ejercen los derechos en referencia.

Adelfo Regino en la danza tradicional de recibimiento. / Foto: C. Barajas

Al igual que Jesús Ramírez, Adelfo Regino  reiteró que en Oxchuc no es necesario un peritaje antropológico para determinar el reconocimiento de su composición indígena. “Basta que se exprese la voluntad popular a través de un acta de Asamblea Comunitaria, en la cual se haga constar que Oxchuc se reconoce como un pueblo tzeltal. Que se escuche la voz del pueblo y que ellos decidan con qué régimen electoral quieren nombrar a sus autoridades municipales. Que los partidos políticos respeten los sistemas electorales de los pueblos indígenas”.

Los Abogados Comunitarios Orlando A. Andrade y Víctor H. Campanur (Cherán, Michoacán), Manuel Vázquez (Ayutla de los Libres, Guerrero) y Xun G. Méndez (Oxchuc, Chiapas). / Foto C. Barjas

Entre los más de 20 mil indígenas congregados en la plaza pública de Oxchuc, había cientos de milicianos del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZNL) y desde el alto parlante los mensajes se esparcieron hacia el cercano territorio zapatista. Por ello fue importante insistir en la imperiosa necesidad de cumplir con los “Acuerdos de San Andrés Larrainzar”. El mensaje para Oxchuc, Chiapas y  México “es alzar la voz por la vía de la paz. Conciliar y reconciliarse entre los pueblos, construir diálogo y acuerdos entre las partes. El camino en armonía de Oxchuc debe ser  el camino de los pueblos indígenas de México”.

Gran concentración en la Plaza Pública de Oxchuc. Foto C. Barajas.

Nuestra presencia en el ancestral territorio del pueblo Maya Tzeltal, fue posible gracias a la gentil invitación de Xun Juan G. Méndez, quien abrió las puertas de su comunidad para recibir a parte del gabinete social del próximo Presidente de la República. Propiciar el diálogo y abrir las puertas de Oxchuc es abrir la esperanza a más pueblos y municipios de los Altos de Chiapas.

Xun G. Méndez es sobreviviente de la masacre del 24 de enero del año en curso. En aquel fatídico jueves, Oxchuc fue atacado por un grupo armado. En esa incursión fueron cobardemente asesinados Obidio López Santiz, Francisco Méndez López y Víctor Gómez Santiz. La exigencia de justicia y castigo a los responsables del artero crimen, fue el primer reclamo de Xun G. Méndez. En presencia de su pueblo pidió al IEPC no obstaculizar más el derecho de su pueblo a ejercer su proceso de autogobierno. “No queremos que se derrame más sangre. No queremos más muertos. Honro la memoria de Obidio y pido justicia para todos mis hermanos indígenas”.

A pesar de la rabia y el dolor en el corazón de Xun G. Méndez, aún hay aliento para construir la paz, la armonía y la conciliación. Ello demanda cumplir con los compromisos y acuerdos rubricados.

Intervención de Xun G Méndez. Oxchuc, 28 de Julio del 2018.

Resumo lo relevante del “Pronunciamiento de Oxchuc”, suscrito por los representantes de AMLO, por el representante del Gobernador electo de Chiapas, por el Consejal Presidente de Oxchuc, por el Consejo Mayor de Cherán, por el Consejo Municipal Comunitario de Ayutla de los Libres, por la Red Nacional Indígena y por el Movimiento Nacional Indígena.

Desde “Tres Nudos” expresamos nuestra voz:

I. Manifestamos nuestra solidaridad al pueblo de Oxchuc, que lucha por su autonomía y libre determinación.  

II. Exigimos la inmediata coadyuvancia del IEPC para facilitar las condiciones del derecho que tiene Oxchuc a gobernarse sin el sistema de partidos políticos.

III. Demandamos el esclarecimiento de la masacre del 24 de enero. No puede haber paz si no hay justicia.

IV. Al igual que Oxchuc, pedimos al gobierno de Chiapas respetar el derecho de autonomía y facilitar el proceso de consulta para los pueblos de Sitalá y Chilón.

V. Instamos a Rutilio Escandón, Gobernador electo de Chiapas, se comprometa a responder por las justas demandas de los pueblos indígenas.

VI. Apremiamos al Presidente de la República electo, defender una política de Estado que revise la legalidad de las empresas petroleras/mineras  y asuma la defensa de los territorios indígenas.

VII. Demandamos al poder ejecutivo y  legislativo de Chiapas, reconocer el derecho de los pueblos indígenas de elegir a nuestras autoridades municipales sin la intervención de los partidos políticos.

El municipio indígena de Oxchuc,  junto con la Comisión Permanente por la Paz y la Justicia, han iniciado un largo camino por el tortuoso camino de los Tribunales. Desde la primera revisión constitucional dictaminado por el Magistrado Manuel González Oropeza (SUP-JRC-216/2016 y acumulados) han seguido diversas resoluciones, sentencias y varias impugnaciones sobre el derecho de Oxchuc para celebrar sus elecciones con el Sistema Normativo Propio, también conocido por “Usos y Costumbres”.

Múltiples factores han impedido cristalizar su aspiración, pero alentamos la esperanza que con la celebración del II Encuentro Nacional por la Libre Determinación de los Pueblos Indígenas de México, Oxchuc será el tercer municipio indígena de México, que elegirá a sus autoridades sin la intervención de los partidos políticos.

Seguro estoy, que tanto Luisa Albores, Jesús Ramírez y Adelfo Regino, que encarnan la voz del próximo Presidente de la República, honrarán su palabra para facilitar que Oxchuc, conquiste su derecho al autogobierno municipal.

Fuerte la participación de la mujer Tzeltal en Oxchuc. / Foto: C. Barajas

La gobernabilidad y la paz en los pueblos indígenas implican respetar y cumplir los derechos constitucionales en concordancia con la normatividad internacional. Retornará la paz cuando en Oxchuc se celebren las elecciones con su Sistema de Normatividad Propia por “Usos y Costumbres” y se respete el derecho histórico de elegir a sus autoridades municipales sin ninguna intromisión externa.

---
*Marcos Matías Alonso es investigador titular del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS).

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario