Servicios en comunicación Intercultural

Grupos indígenas condenan violencia contra protestantes en Myanmar

IGWIA y AIPP también llamaron a la comunidad internacional a usar todos sus recursos para apoyar la lucha por el retorno del gobierno civil en Myanmar.

Servindi, 3 de marzo, 2021.- El Grupo de Trabajo Internacional para Asuntos Indígenas (IWGIA) y el Pacto de los Pueblos Indígenas de Asia (AIPP) condenaron enérgicamente la violencia empleada por militares y policías en Myanmar contra manifestantes pacíficos.

Esto, luego de que reprimieran con brutalidad las protestas registradas contra el golpe militar el 28 de febrero, jornada que terminó con al menos 18 manifestantes fallecidos y decenas de heridos.

Ante ello, las organizaciones pidieron al Consejo de Administración del Estado cesar de inmediato el uso de la fuerza contra los civiles y reiteraron su llamado a restaurar de forma inmediata el gobierno civil.

Como se recuerda, los militares dieron un golpe de Estado en Myanmar el 1 de febrero. Hasta ahora, protestar contra ello les ha costado la vida a 24 personas y se estima que otras 1.300 han sido arrestadas.

Grupos indígenas consternados

“IWGIA y AIPP están consternados por la brutalidad y el nivel de violencia utilizado por las fuerzas de seguridad contra manifestantes pacíficos”, señalaron en un pronunciamiento las organizaciones.

Este pronunciamiento se da luego de que, el 28 de febrero, el país viviera el día más sangriento en lo que va de las manifestaciones contra el golpe militar en Myanmar.

Ese día al menos 18 manifestaciones fallecieron y decenas resultaron heridos por las fuerzas de seguridad del país que, según medios locales, utilizaron balas reales contra los manifestantes desarmados.

Piden retorno de la democracia

Frente a esta situación, que cada vez se torna más insostenible, IWGIA y AIPP pidieron al Consejo de Administración del Estado de Myanmar cesar el uso de la fuerza contra los civiles.

Asimismo, reiteraron su llamado a restaurar de forma inmediata el gobierno civil y liberar a los líderes políticos y activistas de derechos humanos arrestados desde el inicio del golpe.

Las organizaciones también aprovecharon para hacer un llamado a la comunidad internacional para que extienda su apoyo y ponga a disposición sus recursos a favor del retorno de la democracia en Myanmar.

“A pesar de la brutalidad que enfrentan, IWGIA y AIPP continuarán monitoreando de cerca la situación y apoyando a nuestros hermanos y hermanas indígenas en Myanmar”, indicaron.

ONU también invoca a comunidad internacional

Cabe señalar que la violencia contra los manifestantes en Myanmar también fue condenada recientemente por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El secretario general de esa institución, António Guterres, también invocó a la comunidad internacional a unirse y “enviar una señal clara a los militares de que deben respetar la voluntad del pueblo”.

Esto, debido a que, al dar el golpe de Estado el 1 de febrero, los militares desconocieron los resultados de las elecciones que se celebraron en el país en noviembre de 2020.

Dichas elecciones las ganó por una aplastante mayoría el partido Liga Nacional para la Democracia (NLD) de Aung San Suu Kyi; sin embargo, los militares alegaron “fraude” sin prueba alguna.

Así, se hicieron nuevamente con el poder de un país que antes ya había gobernado durante una dictadura militar que duró casi 50 años, entre 1962 y 2010.

____

Te puede interesar:

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario