Servicios en comunicación Intercultural

Política amazonense: entre peleas, discusiones y marchas

Foto: http://www.esferaradio.net/

Por Elmer Antonio Torrejón Pizarro*

4 de diciembre, 2017.- La política amazonense, si es que a eso se le podría llamar polìtica, está cada vez peor. Al estilo de nuestro Congreso (quizás el peor de la historia por la pésima calidad de sus parlamentarios), podría manifestar sin temor a equivocarme que la “política” de Amazonas es la más triste, cómica, paupérrima y mediocre de las últimas décadas. Esta situación está constantemente alimentada por sus activas autoridades regionales y municipales, todos, personajes que ni siquiera tienen idea del pensamiento y la dinámica política; es decir, simples remedos de políticos.

El espectáculo circense, ya propia de campaña electoral, que vienen protagonizando la principal autoridad de Amazonas con su vicegobernador es digna de una mediocridad supina, azuzada por sus seguidores cibernéticos (escondidos la mayoría en cuentas falsas de redes sociales) y ciertos “periodistas” y sus medios de comunicación, que rompieron los principios básicos y éticos de la ciencia de la comunicación: verdad. independencia, imparcialidad, humanidad y responsabilidad. 

Es indudable que defender una política amazonense debe sustentarse en gestiones que vienen contribuyendo a resolver los problemas de Amazonas, llámese: su tercer lugar de pobreza, sus altos índices de desnutrición y anemia, sus quema de bosques, la contaminación de sus ríos, el analfabetismo rural, sus pésimas carreteras, la destrucción de sus monumentos arqueológicos y muchos otros problemas; ahí yo entendería plenamente las peleas, discusiones y marchas de los seguidores y periodistas que apoyan al Gobernador o al Vicegobernador.

¡Pero no!...Se pelean, discuten, se “chobean”, se “lantean”, se realizan marchas en torno a los intereses particulares y polítiqueros que tienen ambas autoridades (Gobernador y Vicegobernador). es decir, insultas, peleas, marchas por un grupo mediocre que ha hecho de la política amazonense una mercancía para satisfacer los intereses personales de estas autoridades y un grupo de seguidores “vendados” por ciertas dádivas que es costumbre en esta cloaca política regional y peruana.

 ¿Porqué no se pelea, discute o se hace marchas por una plataforma con visión y misión, que saque del estancamiento amazonense y convertirse de manera aceptable, viable y sostenible en una región que dé ejemplo de superación?

Yo les reto a estas autoridades, a sus seguidores y a ciertos “periodistas” que se peleen, discutan y marchen por estos desafíos colectivos de Amazonas:

1. Lanteense (jálense de los pelos) y marchen para exigir a sus autoridades que apoyen proyectos sociales y productivos regionales y de esa manera sacar a nuestra región del tercer lugar de pobreza.

2. Jálense de sus chobas (cabellos) y pongan un reto a sus líderes políticos que defienden, para que saquemos de la pobreza a nuestros 10 distritos amazonenses ubicados entre los 150 distritos más pobres a nivel nacional.

3. Hagan una marcha no defendiendo los intereses de sus líderes polítiqueros, sino una marchita para que estas autoridades conviertan al distrito de El Cenepa en un ejemplo de desarrollo y lucha contra la pobreza, y no como está hoy: entre los 15 distritos más pobres del país.

4. A ver si alzan su voz de protesta para exigir que nuestros gobernantes regionales implementen programas alimentarios y de salud para disminuir los altos índices de desnutrición, anemia y sida que todos los días convive entre los niños y mujeres de nuestras comunidades campesinas y nativas.

5. A ver señores periodistas, alguno de ustedes que repentinamente comenzaron a apoyar ciegamente a estas autoridades, ¿por qué no exigen o implementan diálogos comunicativos para que esas autoridades de una vez implementen mecanismos y sanciones por la quema de bosques y destrucción de nuestra ecología? Les reto, exijan a las autoridades que defienden a que nos saquen de ese segundo lugar de deforestación en la que se encuentra Amazonas.

6. Vamos, hagamos una marchita para que los transportistas y pasajeros de Luya, Lamud, Cohechan, María, Choctamal, Ocallí o Camporredondo transiten por una carretera viable y decente, sin poner en riesgo sus vidas. O acaso ustedes desconocen que los transportistas de Luya y Lamud vienen mendigando y pidiendo dinero para que paguen y se arregle sus carreteras ¿No lo sabían? Hay que hacer una marcha por eso, defendiendo al transportista amazonense.

7. Kuelap se está destruyendo y sus obras paralizadas, no existe o son pésimas las señalizaciones hacia algún sitio turístico, se construyen caminos y carreteras sobre restos arqueológicos, ¡caramba! ... ¿por qué no salimos a reclamar eso a nuestro Gobernador o Vicegobernador? Queremos que el turismo sea nuestra “arma” para el desarrollo, bueno, luchemos y discutamos para que el turista no venga en masa solo a conocer el primer teleférico del Perú, sino también nuestra historia y ecología.

8. Y si ciertos “periodistas” defienden con la verdad e imparcialidad para que en nuestras comunidades nativas no se contamine sus bosques y se implemente políticas interculturales para hacer de los awajún un modelo de comunidad progresista y no solo verlos como “gente humilde”. Que tal si luchamos todos para ello y exigimos en sus medios de comunicación que las autoridades se peleen para ello.

Que los esfuerzos y energías que venimos observando, cual un espectáculo circense entre peleas, discusiones y marchas; no solo se haga para los intereses particulares de ciertos personajes que se hacen llamar políticos. Vamos seguidores de estos personajes y ciertos “periodistas”, que sus esfuerzos y energías se encausen a estos desafíos que tiene Amazonas y los vengo recordando y manifestando.

Yo personalmente respeto la opción política de ustedes seguidores, valoro la labor de ustedes “algunos periodistas”, pero caramba, la política se hace y construye para colectividades y no para individualidades. Entiendo que ya empezó la campaña política, entiendo que mucho de ustedes ya se alinearon a ciertas propuestas, no necesariamente colectivas, más bien politiqueras e individuales.

Que sus esfuerzos y energías sean bien encauzadas y canalizadas, también por esos desafíos colectivos. Sus peleas, discusiones y marchas no solo sean por esos “líderes de barro”, no solo sean por intereses personales. “Los intereses colectivos están por encima de todo, si queremos ver en Amazonas una región con esperanza y posibilidades”.
---
*Elmer Antonio Torrejón Pizarro es natural de Luya - Amazonas, es antropólogo de la Universidad San Marcos con una maestría en Estudios Amazónicos en la UNMSM, con post grado en Proyectos de Inversión Pública (UNMSM) y Gobernabilidad y Gerencia Política (PUCP).

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario