Servicios en comunicación Intercultural

Brasil, el país más agresivo para los defensores ambientales

Un reciente informe ha revelado que en América Latina se han registrado 1 179 ataques a defensores ambientales en la última década. Brasil lidera la tabla seguido por México entre los países más agresivos con los ambientalistas. De todos esos casos solo existen 50 sentencias por el momento.

Por José Díaz

Servindi, 1 de mayo, 2019.- La situación de los defensores ambientales en América Latina se ha precarizado progresivamente en los últimos años. Uno de los casos actuales más críticos en esta región es el de Brasil, país que se encuentra en el ojo de la tormenta desde que asumiera la presidencia el ultraderechista Jair Bolsonaro. De hecho, esto coincidiría con el hecho de que Brasil sería el país más peligroso para ejercer el activismo ambiental.

Según un reciente estudio titulado “Tierra de resistentes”, en la última década se han registrado 1 179 ataques a activistas defensores de los bosques y las fuentes de agua. Brasil, con 754 es el país que mayor número de ataques registra, seguido por México con 222 y Colombia con 180. Es Bolivia el país analizado con menor índica de agresiones con solo 18 casos.

“Cuando decidimos que fuera un tema de derechos humanos y que incluyera líderes tomamos las listas de la ONU y cinco de los países que están incluidos en este proyecto están en los primeros lugares en el número de asesinatos de líderes sociales”, explicó Dora Montero, presidenta del Consejo de Redacción de Efe.

El estudio se realizó en Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guatemala, México y Perú, y se llevó a cabo con fondos de la Agencia de Cooperación Alemana en conjunto con Deutsche Welle Akademie (DW) y con el Consejo de Redacción de la Agencia EFE.

Nativos bajo peligro

En materia de ataques a comunidades indígenas y afrodescendientes, se registraron 177 ataques, siendo Brasil también el país con más alto índice al marcar 35 agresiones en los últimos 5 años, mientras que México cuenta con 30 en el mismo periodo. En este último país, el grupo étnico Nahua ha sido el más afectado en los últimos años.

“El blanco de un alarmante 56 % de esos episodios de violencia pertenece a alguna minoría étnica, demostrando que los territorios indígenas y afrodescendientes son especialmente vulnerables a estos intereses criminales”, señala el informe.

Otro dato alarmante de este informe es que, de los 1 179 ataques registrados en la última década en todos los países analizados, solo existen 50 sentencias firmes. Mientras que aún hay 274 casos bajo investigación. Sin duda alguna, un claro síntoma de la impunidad con que se agrede a los defensores ambientales en América Latina.

Te puede interesar

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario