Servicios en comunicación Intercultural

EE.UU. y su modelo neoliberal pierden la batalla contra el COVID-19

Donald Trump ofreció un mensaje desesperanzador, admitiendo que las próximas semanas serán “dolorosas” para los Estados Unidos. Con más de 207 mil casos confirmados, el país norteamericano parece haber perdido la batalla contra la pandemia más grande de la historia moderna. Rusia realiza donativos a EE.UU. en medio de la desesperación de las autoridades estadounidenses. ¿Perdió EE.UU. la batalla contra el COVID-19?

Por José Díaz

Servindi, 1 de abril, 2020.- Luego de varias semanas de negar el impacto del COVID-19, conocido como coronavirus, en la sociedad norteamericana, y de rehusarse a tomar medidas que afecten a la economía de los Estados Unidos, el presidente Donald Trump ofreció este martes una de sus conferencias más derrotistas. Ante el incontrolable avance de la pandemia les pidió a los habitantes de este país que se preparen para una avalancha de muertes.

“Quiero que todos los estadounidenses estén preparados para días muy duros que tenemos por delante. Vienen dos semanas muy, muy dolorosas”, declaró Donald Trump durante una conferencia en la que estimó que la cifra de muertes por la pandemia podría oscilar entre las 100 mil y 240 mil víctimas.

Las estimaciones pesimistas no ocurren solo en el presidente norteamericano, sino que el alcalde de Nueva York, Andrew Cuomo ha advertido que solo en su ciudad podría haber un total de 16 mil muertes. NY es la ciudad más afectada del mundo con 80 mil casos positivos. Al miércoles en la mañana, a nivel nacional EE.UU. registraba 207 mil casos y más de 4 mil muertes.

“Esto no es una gripe, es algo mucho más cruel”, dijo Donald Trump al término de una conferencia en la que, por primera vez, se mostró afectado emocionalmente por la pandemia del coronavirus. Sus medidas iniciales, orientadas a proteger la economía privada y la ausencia de un sistema de salud público universal, están haciendo a EE.UU. perder la batalla.

Rusia apoya a EE.UU.

Ante las alarmantes cifras en los EE.UU., el presidente ruso Vladimir Putin ofreció ayuda a este país con la entrega de implementos médicos que sean utilizados para paliar la situación crítica que se vive en los hospitales del país.

“Hoy, durante el día, se llevó a cabo la coordinación técnica y los preparativos para la salida de un vuelo desde Rusia, que se espera que vuele antes del final de este día. Donald Trump aceptó esta asistencia humanitaria con gratitud”, declaró el secretario de prensa de Putin, Dmitry Peskov.

La crisis global ocasionada por la pandemia del coronavirus ha forzado que dos enemigos políticos y comerciales como la Casa Blanca y el Kremlin estrechen lazos. Con 2,700 casos y apenas siete muertes, Rusia se ha erigido como uno de los países que mejor ha contenido el avance del coronavirus. Vista desde una perspectiva política, la reciente donación hacia los EE.UU. puede ser leída como una victoria del gigante de Europa del Este.

Te puede interesar

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario