Servicios en comunicación Intercultural

Confirman al tercer infectado por coronavirus en sector minero

Fuente: Andina

Se trata de un hombre de 42 años que trabajaba para una empresa contratista de la compañía minera Antamina.

Servindi, 1 de abril, 2020.- El número de infectados por COVID-19 en el sector minero sigue en aumento. Esta vez, un hombre de 42 años que trabajaba para una empresa contratista de la compañía minera Antamina en Áncash, se convirtió en el tercer caso positivo registrado en el sector extractivo.

Así lo confirmó Antamina a través de un comunicado que publicó luego de que la Dirección Regional de Salud (Diresa) de Áncash, reportara dos nuevos casos de coronavirus en la región: un trabajador de una empresa minera y una mujer de 43 años que no presentaba síntomas.

«Tal como se ha informado de manera pública uno de estos se relaciona con un trabajador de una empresa contratista, que se encontraba [laborando en el almacén] del campamento Yanacancha», señaló Antamina.

Según la empresa minera, el trabajador fue derivado el 25 de marzo a la clínica San Pablo, en Huaraz, para realizarse la prueba de coronavirus, dando positivo el 31 de marzo.

Antamina agregó que las dos personas que mantuvieron contacto directo con el trabajador durante sus labores, han sido aisladas. Una de ellas ha dado negativo a la prueba y la otra se encuentra «completamente asintomática», señala la empresa.

Fuente: Empresa minera Antamina

Los primeros casos

Este nuevo caso en sector minero, se suma a otros dos reportados en días anteriores.

El primero fue informado el 25 de marzo por Tinka Resources. La empresa con operaciones en Pasco, indicó que se trataba de uno de sus trabajadores de mantenimiento que había dado positivo a la prueba del COVID-19, un día anterior.

El 26 de marzo, la empresa minera Cerro Verde dio a conocer el segundo caso. Se trataba de un funcionario administrativo que desde que fue diagnosticado positivo en Arequipa, permanece en aislamiento en su domicilio.

Actividades exceptuadas

Si bien el 15 de marzo, el presidente de la República, Martín Vizcarra, decretó el aislamiento social obligatorio para evitar la propagación del COVID-19 en el Perú; el mandatario dispuso una lista de actividades esenciales que seguirían operando.

Inicialmente dentro del listado no se consideró al sector minero; sin embargo, la presión ejercida desde la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep), hizo que el 17 de marzo, el Ministerio de Energía y Minas incluyera a la minería dentro de este grupo, mediante el Decreto Supremo N° 044-2020-PCM.

Entre las actividades que se les permitía realizar se consideró la «explotación, beneficio, cierre de minas, construcción de proyectos mineros declarados de interés nacional, transporte de minerales por medios no convencionales, así como transporte y almacenamiento de concentrados y productos minerales transformados».

Alta movilidad social

En su momento, el abogado del Instituto de Defensa Legal (IDL), Juan Carlos Ruiz Molleda, advirtió que el Minem y las empresas mineras olvidaban que «el aislamiento social nos afecta a todos los peruanos» y sin embargo establecían quiénes asumían o no «el costo».

«Todos estamos afectados. La pregunta es por qué unos tenemos que asumir este costo y por qué otros no deben asumir este costo», denunció.

Además, explicó que se trataba de un sector que cuenta con trabajadores con alta movilidad social ya que muchos de ellos no pertenecían a las zonas y que más bien viajaban de las grandes capitales.

«Esa alta movilidad social eleva el peligro de contagio. Es esta elevada movilidad social la que se intenta evitar con la cuarentena que ha establecido el aislamiento social de todos los ciudadanos», escribió Ruiz Molleda.

___

Te puede interesar:

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario