Servicios en comunicación Intercultural

Bolivia: Exjefe antidrogas de Morales acusado de proteger a narcos

Maximiliano Dávila. Foto: Noé Portugal

Maximiliano Dávila fue detenido el 22 de enero. Es investigado por ganancias ilícitas vinculadas al narcotráfico y acusado de usar su cargo para proteger narcovuelos.

Servindi, 1 de febrero, 2022.- Maximiliano Dávila Pérez, exjefe de la Policía antidrogas de Bolivia durante el gobierno de Evo Morales, fue detenido cuando intentaba cruzar la frontera hacia Argentina, el 22 de enero.

Dávila, que cumplirá seis meses de prisión preventiva, es investigado por la fiscalía local por la legitimación de ganancias ilícitas vinculadas al narcotráfico y al tráfico de armas.

Además, es acusado de haber utilizado su cargo para brindar protección a una red de narcotraficantes que operaba en Bolivia, según la Administración para el Control de Drogas (DEA) de Estados Unidos.

Motivo de detención

La detención de Dávila ocurrida en la región fronteriza de Villazón, en el departamento de Potosí, fue ordenada por la fiscal anticorrupción Lupe Zabala, el pasado 21 de enero.

Esto, luego de que se realizará una investigación contra Dávila por estar “involucrado en actos de enriquecimiento ilícito y ciertos vínculos con el narcotráfico”, según informó el gobierno.

De acuerdo con la investigación, Dávila y otros exjefes policiales realizaron transferencias de altos montos económicos de origen “aparentemente ilícitos” vinculados al narcotráfico y tráfico de armas.

Para el 23 de enero, el ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, dijo que se estaban realizando “las pesquisas correspondientes” para determinar la responsabilidad de Dávila con las ganancias ilícitas.

Además, señaló que habían solicitado a la embajada de Estados Unidos “mayor información sobre el caso denunciado por la DEA”, un hecho sobre el que se pronunció con más detalle tres días después.

Policías escoltan al ex coronel de la policía Maximiliano Dávila tras su detención. Foto: AP Foto/Juan Karita

Protector de narcos

Basándose en una investigación estatal y un informe de la DEA, el 26 de enero Del Castillo aseguró que Dávila era el “protector” de una red de narcotraficantes buscada por la justicia norteamericana.

Según la investigación, Dávila habría colaborado con una organización que refinaba en Bolivia cocaína producida en países vecinos para luego exportarla a varios destinos.

La pesquisa también involucra a Omar Rojas, exmayor de la Policía boliviana que en 2021 fue detenido en Colombia por enviar grandes cantidades de cocaína a Estados Unidos.

Ambos “utilizaron sus cargos oficiales y conexiones para obtener el acceso a aeródromos bolivianos con el fin de facilitar los cargamentos de cocaína” y “organizar la protección” estatal, apuntan.

Esta investigación, hecha en Bolivia, Perú y otros países, fue posible gracias a la infiltración de un agente encubierto en los círculos del narcotráfico, entre julio de 2019 y febrero de 2020.

Por este caso, Estados Unidos ha formulado cargos penales contra Dávila y otros más ante la Corte Suprema de Colombia, país donde se encuentran detenidos los otros implicados, según el diario El Deber.

Eduardo Del Castillo, ministro de Gobierno de Bolivia: Dávila era el "protector" de una red de narcotraficantes que operaba en Bolivia. Foto: Ministerio del Gobierno

Vínculo con Morales

Maximiliano Dávila Pérez no es cualquier desconocido en Bolivia. Fue uno de los policías de confianza de Evo Morales y logró mantenerse en cargos estratégicos al menos en tres gobiernos.

Su llegada a las altas esferas del poder se dio en 2018 con su designación como director nacional de Inteligencia de la Policía, un hecho que no tuvo exento de polémica.

Según el periódico Página Siete, varios coroneles denunciaron que Dávila accedió al cargo sin tener la antigüedad requerida y que el puesto le correspondía a un oficial de otra promoción.

La designación de Dávila estuvo en manos entonces del comandante Alfonso Mendoza, quien varias veces declaró su cercanía al partido Movimiento al Socialismo (MAS) de Morales.

Al año siguiente fue promovido a director general de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), cargo desde donde habría cometido los delitos por los que hoy lo investigan.

Yuri Calderón, Evo Morales y Maximiliano Dávila en el cumpleaños del ex mandatario en 2019. Foto: Página Siete

Como director del FELCN, invitó a Morales a varios actos del organismo y para el cumpleaños del mandatario, en 2019, Dávila le ofreció hasta cuatro tortas en una celebración.

Fue removido del cargo cuando Jeanine Añez asumió la presidencia; pero regresó designado como comandante departamental de la Policía de Cochabamba, en noviembre de 2020, ya en la gestión de Luis Arce.

Ese cargo, donde se mantuvo hasta marzo de 2021, sería el último que desempeñaría.

Antes de ingresar a prisión recientemente, Dávila declaró que era “inocente” y una “víctima de este pequeño burgués que busca incriminar al [ex]presidente Morales”.

Cabe señalar que Bolivia es uno de los principales productores de hoja de coca, materia prima para la producción de cocaína.

Su cultivo es legal en ciertas áreas, así como su venta en dos mercados para el consumo individual de la hoja con propiedades estimulantes, características entre los pueblos andinos.

Sin embargo, la mayoría de la producción se comercializa al margen de la ley.

 

----

Te puede interesar:

Bolivia: Parlamento Indígena no se opone a vacunación

Servindi, 11 de enero, 2022.- El Parlamento indígena de Bolivia indicó que no se opone al proceso de vacunación y que respetaba las decisiones individuales de las personas. Seguir leyendo...

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario