Servicios en comunicación Intercultural

Saramnurillo: Hacia un nuevo trato entre Estado y PPII

Foto: Facebook Juan Carlos Ruiz Molleda

Por Juan Carlos Ruiz Molleda*

16 de diciembre, 2016.- Ayer jueves 15 de diciembre cerca de las 11:30 de la noche, finalmente se firmó el acta final en la comunidad de Saramurillo, provincia y región de Loreto.

Desde el inicio los pueblos indígenas fijaron los términos de la discusión, se trataría de un debate político e intercultural, antes que un debate técnico, entre representantes del Estado y las organizaciones indígenas de las cuencas del Pastaza, Marañon, Tigre, Chambira y Corrientes.

Foto: Facebook Juan Carlos Ruiz Molleda

Se ha logrado un acuerdo final en relación con los 7 puntos de la agenda planteada por los PPII: 1) mantenimientos del oleoducto nor peruano; 2) remediación ambiental dejadas por la actividad de explotación petrolera; 3) monitoreo y vigilancia ambiental indígena; 4) compensación a los PPII; 5) revisión del contrato; 6) comisión de la verdad que investigue la contaminación ambiental; y 7) no más criminalización de la protesta.

Han habido puntos de acuerdo importantes, pero también de desacuerdo, como por ejemplo el tema del pago de la servidumbre petrolera a los ppii que el estado debe pagar por el oleoducto norperuano peruano, o la titulación de tierras de comunidades nativas dentro de area nacionales protegidas.

Sin embargo, se la logrado poner temas en la agenda pública, y los indígenas han discutido nuevas políticas públicas.

Hay que destacar el sacrificio de las comunidades que durante 115 días estuvieron en paro, en casas e improvisados toldos, dejando atrás sus casas, sus chacras, sus familias, de los dirigentes indígenas que supieron conducir con sensatez a sus organizaciones, que supieron no caer ni ceder a las tentaciones maximalistas y a la tentación permanente de salidas violentas y autoritarias.

También hay que destacar el trabajo de varios ministros. En primer lugar del ex Ministro de Defensa Mariano Gonzáles, que se negó a dar una salida militar violenta a pesar de la presión de algunos sectores del Estado, de la Ministra de Justicia Marisol Perez Tello quien abrió la salida política y dialogada cuando llevó a los lideres al Minjus en pleno Apec y vino a Saramurillo a "dar la cara" y asumir el pasivo de años de indolencia e indiferencia del Gobierno ante la contaminación, de Gonzalo Tamayo titular del MINEM que inició el diálogo y supo escuchar a los PPII, y finalmente al Bruno Guifrra Ministro de la Producción, que a pesar de su estilo impetuoso y gerencial, supo entender que estábamos ante un diálogo intercultural, donde hay que escuchar y conversar.

Foto: Facebook Juan Carlos Ruiz Molleda

Todos hemos ganado, ha ganado la democracia, ha ganado la política. Han perdido aquellos que quieren que el Estado siga dándoles la espalda a los PPII y defienda sus privilegios, y que creen que las protestas deben responderse penal represivamente y no desde la política.

Todos hemos ganado, ha ganado la democracia, ha ganado la política. Han perdido aquellos que quieren que el Estado siga dándoles la espalda a los PPII y defienda sus privilegios, y que creen que las protestas deben responderse penal represivamente y no desde la política.

Y lo que es mejor, se logró remontar la inicial desconfianza y el temor mutuo entre Estado y PPII. Se ha construido un vínculo de confianza, que abre un camino de esperanza.

Los PPII no quieren tomar medidas de fuerza como es el bloqueo del Río Marañon. Son medidas que no deberían de darse en un Estado Constitucional de Derecho, sin embargo, lastimosamente, es la única manera que tienen los PPII para hacerse escuchar y para hacer "Audible" su voz en un contexto donde históricamente han sido invisibilizados. Es la única manera de hacerse respetar y defender lo más preciado que ellos tienen, como es su territorio, sus ríos y cochas, sus charcas y sus animales de monte. Como lo ha dicho la reciente sentencia del Caso El Baguazo, estás medidas de fuerza estarían justificadas si es que no hay otras medidas para defender sus subsistencia, luego de haber agotado todos los recursos y reclamos antes los órganos competentes del Estado, infructuosamente.

Ellos no cuentan con los recursos para acceder a los grandes medios de comunicación, ni al mundo de los lobbie ante altos funcionarios, ni para acceder a los mecanismos formales e institucionales de recojo de demandas. Son invisibles para el poder económico, político y mediático.

Estos acuerdos se suman a los acuerdos alcanzados por el proceso denominado de las 4 cuencas que desde hace más de un par de años han impulsado otras organizaciones indígenas. Ambos procesos deben sumarse y completarse, pues se encuentran en una misma línea, de encarar y responder a los problemas heredados por más de 40 años de actividad petrolera irresponsable.

Más allá de los acuerdos, y de los reclamos de políticas públicas, lo que los PPII reclaman es un "nuevo trato" entre el Estado y los PPII. Ya no la violencia, la indiferencia, la complicidad ante la contaminación ambiental del Estado y la criminalización de la protesta cuando estos PPII reclaman.

Más allá de los acuerdos, y de los reclamos de políticas públicas, lo que los PPII reclaman es un "nuevo trato" entre el Estado y los PPII. Ya no la violencia, la indiferencia, la complicidad ante la contaminación ambiental del Estado y la criminalización de la protesta cuando estos PPII reclaman.

Los PPII quieren un Estado que se comporte como Estado, es decir que cumpla con rol de proteger y garantizar derechos fundamentales, en especial de los sectores más vulnerables en sus derechos, que asegure condiciones de vida digna, y que los defienda cuando se amenaza el acceso a los recursos naturales de subsistencia. Ese es el mensaje de fondo de los PPII , y creemos que el Estado y los diferentes ministros lo han escuchado y lo entendido el mensaje.

Fotografías al documento del acuerdo:

---
*Juan Carlos Ruiz Molleda es abogado del Instituto de Defensa Legal (IDL).

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario