Servicios en comunicación Intercultural

Maquillaje y manicure, ¿así se celebra el Día de la Mujer?

Berta Cáceres, dirigente hondureña asesinada el 3 de marzo. En Perú, el diario más importante tardó dos días en tocar el tema. Foto: The Guardian

- "Sinceramente, a mí me es difícil pensar en saludos y obsequios el día de mañana. Creo que el reto debe ser construir una sociedad más justa y luchar para ello corresponde a hombres y mujeres", sostiene el autor.  

Por Wilfredo Ardito Vega*

Reflexiones Peruanas 600, 7 de marzo, 2016.- Hace unos días, en una panadería de Palermo, vi unos chocolates en forma de corazón, envueltos en color amarillo y con unas florecitas del mismo color. El vendedor me explicó que era un regalo por la Festa della Donna. A mí me pareció interesante que en Italia, el Día de la Mujer fuera una ocasión para regalar chocolates a la novia, la esposa o alguna colega del trabajo. De hecho, mi mamá compró algunas cajitas de chocolates para mis sobrinas.  

Me puse a pensar que el Día de la Mujer puede ser recordado de manera muy diferente, de acuerdo al contexto.  Para algunas mujeres, también en el Perú, puede ser ocasión de saludos y obsequios. Sin embargo, en la mayoría de casos, debería tratarse de una ocasión para reflexionar sobre cuánto nos falta avanzar en lograr que las mujeres puedan llevar una vida digna.   

En América Latina, en problemas como la indocumentación o el analfabetismo, las mujeres se encuentran en una situación mucho más grave. Por su relación directa con las tareas agrícolas, las mujeres suelen ser las principales víctimas de problemas ambientales. No es casualidad que existan tantas lideresas que luchan contra la contaminación, como Berta Cáceres, la dirigente hondureña asesinada el jueves pasado.

Muchas familias pobres envían a sus hijas adolescentes a trabajar a las ciudades como empleadas domésticas. Estas chicas, totalmente solas, son las trabajadoras del hogar más explotadas. Con bastante frecuencia, la falta de afecto las lleva a aceptar como enamorados a individuos que las abandonan si quedan embarazadas, con lo cual su situación se volverá aún más precaria. Atendí alguna vez a una de ellas que no sabía cómo demandar a su enamorado, porque él siempre le había impedido ver su DNI y le daba un nombre falso. Otra ni sabía donde vivía él: sólo conocía su caseta como huachimán.

Pero estas historias no son las peores: las redes de trata de personas también llevan a las muchachas para explotarlas sexualmente. La semana pasada, un policía fue sentenciado en Trujillo a 25 años de prisión por reclutar jovencitas para prostituirlas, pero los casos siguen siendo muy numerosos.

Un frecuente espacio de maltrato a la mujer es la familia: de hecho, muchos hogares son dirigidos por mujeres que fueron abandonadas. Son muchas mujeres las que se ven obligadas a entablar juicios de alimentos contra los padres de sus hijos. Aún en familias de sectores medios se suele abusar de las mujeres mayores (abuelas, tías). Conozco muchos casos en que, pese a sus problemas de salud, son obligadas a cuidar de familiares enfermos o de niños. 

Otro problema recurrente es la violencia contra la mujer. El año pasado, fue promulgada la Ley 30364 que cambia el antiguo concepto de “violencia familiar”, pues la mujer puede sufrir agresiones también de quienes no son familiares suyos, como un exconviviente, un compañero en la universidad o un colega en la oficina. 

Es más, en varios casos de hostigamiento laboral que he conocido, los jefes acosadores maltrataban con mucho más ensañamiento a las mujeres. Varios de esos jefes eran los primeros en sonreír en actividades por el Día de la Mujer y firmar pronunciamientos. Como en los casos de violencia doméstica, muchas de las agredidas guardaban silencio. El agresor suele saber quién es la más vulnerable, por su personalidad, o por tener carga familiar.   En algunos complejos agroexportadores contratan especialmente madres solteras, porque saben que temen reclamar. Otras veces, como también ocurre en la violencia doméstica, la víctima realmente cree que ella es culpable de la violencia y desea creer que si “corrige” su conducta, evitará el maltrato. Normalmente esto no ocurre: la violencia solamente se acelera y agrava. 

El sistema legal con frecuencia no está preparado para proteger los derechos de la mujer. La investigación de Wilson Hernández: ¿Cuánto le cuesta la justicia a las mujeres? muestra la necesidad de reformar los procesos judiciales en temas como alimentos o violencia familiar, para que sean más accesibles a las afectadas. Una pésima muestra de la ineficacia del sistema judicial es la impunidad que tienen las violaciones sistemáticas de campesinas durante los años ochenta o las esterilizaciones forzadas de los años noventa.

Pensaba en todo esto cuando me enteré que la Dirección de Derechos Humanos del Colegio de Abogados de Lima está convocando, por el Día de la Mujer, a una campaña de “belleza integral”, que incluye manicure, maquillaje, limpieza de cutis y peinado, como si la mujer fuera un adorno. Me impresiona realmente que pueda frivolizarse hasta este extremo la percepción sobre la mujer.   

Sinceramente, a mí me es difícil pensar en saludos y obsequios el día de mañana. Creo que el reto debe ser construir una sociedad más justa y luchar para ello corresponde a hombres y mujeres.  

Además…

- A diferencia de la prensa de otros países, los periódicos peruanos han brindado muy poca información sobre el asesinato de la dirigenta hondureña Berta Cáceres. El Comercio no hizo ninguna mención durante dos días. En toda América Latina y en el Perú dirigentes indígenas enfrentan serios riesgos y amenazas. Es vergonzoso que esto sea invisibilizado por la prensa nacional.

- Felicitamos al INPE por incluir en el Censo Penitenciario diferentes preguntas a los presos sobre su lengua materna, su identidad étnica y situaciones de discriminación. Esto permitirá plantear políticas.

- Felicitamos a RENIEC por comenzar el registro civil bilingüe, en idioma wampís, que se suma a la labor en jaqaru, awajún y aymara.   

- Felicitamos a la empresa Maestro por su anuncio por el Día de la Mujer, rompiendo una serie de estereotipos: https://www.youtube.com/watch?v=05u29V3_MPM

- Lamentamos los fallecimientos de la etnohistoriadora María Rostorowski y del antropólogo Tom Zuidema.  Ambos, a lo largo de sus vidas, hicieron aportes valiosísimos para comprender mejor a nuestra sociedad.

Aportes y comentarios: 

Sobre la situación de Santiago Manuin, RP 599

- Me parece absolutamente indignante. El estado debería pagarle todas las cuentas. Yo ya colaboré, ojalá más personas lo hagan (Una psicóloga).

- Hay tanto sufrimiento en nuestro pueblo. ¿Por qué? ¿Para qué?  ¿Qué hacer?  ¡Qué dolor! (Un abogado).

- Lo quieren hundir en la cárcel para escarmentar a su pueblo. (Un antropólogo).

- Es increíble que Alan García aún este postulando a la presidencia luego de semejante delito (Un comentario en el Facebook).

- El Baguazo inició mi vida universitaria en San Marcos y como antropóloga me acercó más a la realidad indígena en el Perú. Recuerdo la indignación ante tantos atropellos hacia un pueblo indígena y también recuerdo al gobierno autoritario de entonces. ¡Qué pena saber que a pesar de tantos años y tantas pruebas se quiera seguir implicando a los indígenas como si ellos tuvieran la culpa! (Un comentario en el Facebook).

- Perú, ¡país injusto! Felizmente Alan García, narcoindultador y responsable político de la masacre de Bagua, está de picada en las encuestas. Ya es hora de ver en el banquillo a los culpables de la sangre derramada en Bagua y de las injusticias cometidas contra los peruanos como Manuín (Cecilia Méndez, historiadora).  

- Mi tío querido, sé que saldrás bien de todo esto que te acusan. Sé que nuestro pueblo awajún nunca te va abandonar. Tú eres inocente (Silvia Kiyak Pujupat, sobrina de Santiago Manuin).

La frase W:

Percibir a la mujer como un ornamento del varón es malo. Que una mujer se perciba así es mucho peor.

__
* Wilfredo Ardito Vega es un abogado, escritor, catedrático y activista peruano especializado en temas de derechos humanos, democracia, justicia comunitaria y derechos de los pueblos indígenas. 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario