Servicios en comunicación Intercultural

¿Y cómo estamos en políticas culturales?

Por Jorge Agurto

Servindi, 16 de setiembre, 2019.- El proceso de elaborar el informe cuatrienal sobre la aplicación de la Convención de 2005 sobre la Protección y la Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales es una gran oportunidad para revisar cómo estamos en políticas culturales.

Dicha convención adoptada el 2005 marcó un hito en la política cultural internacional al reconocer el derecho soberano de los Estados a mantener, adoptar y aplicar políticas para proteger y promover la diversidad de las expresiones culturales, tanto a nivel nacional como internacional.

Se trata de un acuerdo internacional, legalmente vinculante, suscrito y ratificado por 146 Estados o partes, cuyo seguimiento tiene cuatro grandes objetivos:

a) Promover sistemas sostenibles de gobernanza de la cultura,
b) Lograr un flujo equilibrado de bienes y servicios culturales e incrementar la movilidad de los artistas y profesionales de la cultura,
c) Integrar la cultura en los marcos del desarrollo sostenible, y 
d) Promover los derechos humanos y las libertades fundamentales,

Basándose en los derechos humanos y en las libertades fundamentales, la Convención de 2005 proporciona también un nuevo marco para sistemas informados, transparentes y participativos de gobernanza cultural.

La Convención de 2005 pretende que:

Las políticas y medidas nacionales promueven la creación, la producción, la distribución y el acceso a diversos bienes y servicios culturales, y fomentan el desarrollo de sistemas de gobernanza cultural informados, transparentes y participativos.
Las medidas de trato preferencial promueven un flujo equilibrado de bienes y servicios culturales e impulsan la movilidad de artistas y profesionales de la cultura en todo el mundo.

Las políticas de desarrollo sostenible y los programas de asistencia internacional integran la cultura como un factor estratégico.

La legislación internacional y nacional relacionada con los derechos humanos y las libertades fundamentales promueven la libertad artística y los derechos sociales y económicos de los artistas.

 

La preparación del informe que debe cuminar en marzo de 2020 tiene gran relevancia para nuestro país considerando la enorme diversidad cultural que posee el Perú.

Sin duda, existe la necesidad de elaborar indicadores para los diversos aspectos específicos que comprendan esos cuatro grandes ejes y diseñar, de cara al futuro, un sistema de monitoreo más integral del avance en politicas culturales.

El 27 de agosto se celebró la primera reunión del equipo nacional en el marco del proceso de elaborar el informe Perú y se compartió una ficha que servirá de matriz para el recojo de información sobre políticas, programas, proyectos e iniciativas culturales.

Dicha matriz es un punto de partida que debe circular de manera intensa entre los diversos sectores comprometidos y servirá de insumo para las mesas de consulta con los gobiernos locales, sociedad civil, sector privado y academia.

Sin embargo, cabe acotar que habría que ensayar algún mecanismo más abierto y público para llegar a diversos sectores. El tema cultural debe interesar a muchísima gente que quizás desconoce de este proceso e iniciativa y que puede efectuar aportes importantes.

Pienso, por ejemplo, en las organizaciones de pueblos indígenas como la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep) que articula a los pueblos amazónicos del Perú o el Programa de Formación de Maestros Bilingües de la Amazonía Peruana (Formabiap)..

También en las numerosas organizaciones de migrantes residentes en las capitales departamentales, y otras numerosas entidades similares que laboran anónima y laboriosamente por mantener vivas las expresiones culturales sin ningún apoyo público.

La diversidad de las expresiones culturales es un proceso que nos compete a todos como sociedad, y de manera especial, a quienes son portadoras de riqueza y diversidad étnica, cultural y lingüistica.

Acceda a la Convención con un clic en el siguiente enlace:

 

Te puede interesar:

Publicaciones

Concebida para efectuar el seguimiento de la aplicación de la Convención de la UNESCO sobre la Protección y Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales (2005), esta serie de Informes Mundiales también proporciona pruebas de cómo el proceso de aplicación de esta Convención contribuye a la consecución de las metas fijadas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda para 2030 de las Naciones Unidas. En el Informe Mundial 2018 se examinan los progresos realizados en la aplicación de la Convención de 2005 desde la publicación del primer Informe en 2015.

El Informe de las Naciones Unidas sobre la Economía Creativa de 2013 es una edición especial basada en los informes anteriores (2008, 2010) donde se examinan las interacciones, las especificidades y las políticas locales, así como la manera en que se promociona en la práctica la economía creativa en las comunidades, las ciudades y las regiones de todo el mundo en desarrollo. Esta edición especial del Informe sobre la Economía Creativa sostiene que la creatividad y la cultura son procesos o atributos que están íntimamente ligados a la imaginación y la generación de nuevas ideas, productos o maneras de interpretar el mundo. Todo esto tiene beneficios monetarios y no monetarios que pueden ser reconocidos como decisivos para el desarrollo humano. El informe contiene una serie de pruebas que reflejan las experiencias, las acciones y los recursos de comunidades y actores locales de todo el mundo en desarrollo que contribuyen a una diversidad de expresiones culturales, el patrimonio cultural tangible e intangible, la planificación urbana y la arquitectura, entre las que se cuentan un análisis de la cartera de proyectos ejecutados en el marco del Fondo Internacional para la Diversidad Cultural (FIDC) de la UNESCO y del Fondo PNUD–España para el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, en el marco de la ventana temática Cultura y Desarrollo.

El Informe Global se basa en datos cuantitativos y cualitativos, obtenidos de fuentes gubernamentales y no gubernamentales. Esto incluye la información y los datos obtenidos a través de los Informes Periódicos Cuatrienales que se presentan cada cuatro años por las Partes sobre las políticas y las medidas adoptadas para poner en marcha la Convención. Aunque hay un importante reconocimiento de la función y de las responsabilidades de la sociedad civil en la puesta en marcha de la Convención, también se utilizan fuentes no gubernamentales, ya sean académicas o de instituciones culturales, organizaciones de la sociedad civil o empresas privadas.

--

Así informó Servindi en octubre de 2005:

Mundo: UNESCO aprueba Convenio para proteger la Diversidad Cultural

Servindi, 22 octubre de 2005.- La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) aprobó el jueves 20 el Convenio sobre la Diversidad Cultural, “fundamento de paz” y “desarrollo sostenible” por 148 votos a favor, dos en contra: Estados Unidos e Israel, y cuatro abstenciones: Honduras, Nicaragua, Liberia y Australia.

El texto aprobado por la 33 Conferencia General de la UNESCO establece que la cultura es mucho más que una simple mercancía regulable por acuerdos comerciales internacionales, como propugna Estados Unidos y otorga a los Estados el derecho soberano a impulsar y proteger su producción cultural, material e inmaterial, con toda medida que consideren oportuna.

seguir leyendo...

Te puede interesar:

 


Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario