Servicios en comunicación Intercultural

"La tierra de los otros": un libro que llama a las cosas por su nombre

La obra es imprescindible para entrar de lleno y documentalmente en temas donde las adulteraciones semánticas han sido muy habituales, sobre todo en boca de la futura ex ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich; y el futuro ex senador nacional Miguel Pichetto, tan preocupados últimamente por los reclamos indígenas.

El genocidio y la apropiación de tierras indígenas, en un libro que llama a las cosas por su nombre

Por Carlos Espinosa

Se acaba de presentar en Viedma el libro “La tierra de los otros”, cuyo largo subtítulo anuncia con claridad la compleja materia de su contenido:  “La dimensión territorial del genocidio indígena en Río Negro y sus efectos en el presente”.

El volumen, con 296 páginas de extensión, contiene nueve capítulos que repasan las circunstancias históricas y políticas del desalojo de comunidades indígenas de las tierras que ocupaban desde tiempos inmemoriales; arrancando hacia el final de la campaña de exterminio y arrinconamiento de pueblos originarios (llamada la Campaña al Desierto) para llegar hasta nuestros días.

La obra es producto de las responsables investigaciones de 14 autores, procedentes de diversas profesiones del mundo de las humanidades y las ciencias sociales, y fue cuidadosamente publicada por la Editorial UNRN, de la Universidad Nacional de Río Negro.

Cuatro de las autoras ejercieron la compilación de los nueve capítulos, y dos de ellas –la antropóloga Laura Kropff y la historiadora Pilar Pérez– redactaron el prefacio y la introducción.

Foto: Sebastián Labaronne

Ya en el preámbulo Kropff y Pérez ponen en negro sobre blanco la postura positiva acerca de la legitimidad y conveniencia de los reclamos territoriales de las comunidades indígenas andinas, que en tiempos recientes han sufrido violentos atropellos por parte de efectivos de fuerzas de seguridad del Estado nacional (Gendarmería y Prefectura Naval).

De tal forma se mencionan las acciones represivas contra los colectivos mapuches Pu Lof en Resistencia Cushamen, del Chubut, y Lafken Winkul Mapu, de Río Negro, en los meses de agosto de 2017 y abril de 2018, con el conocido trágico saldo de la desaparición y muerte de Santiago Maldonado, y el asesinato por la espalda de Rafael Nahuel.

No es poca cosa que un libro generado y costeado por una editorial universitaria estatal sea tan preciso en las definiciones y tome partido a favor de los indígenas

No es poca cosa que un libro generado y costeado por una editorial universitaria estatal sea tan preciso en las definiciones y tome partido a favor de los indígenas, tratándose de cuestiones tan incómodas para el poder político que gobierna nuestro país desde el 2015 pero ya está desocupando oficinas.

Está claro que este libro comenzó a elaborarse hace más de dos años, pero su lanzamiento se produjo a poco de las elecciones de renovación presidencial sin que nadie pueda presumir que fue acto oportunista.

Por el contrario, el conjunto de autores y editores han sabido asumir el riesgo de réplicas y actos persecutorios que tal vez sean leves ahora, cuando soplan nuevos vientos políticos y se consolida la esperanza de cambios en las acciones dirigidas a las comunidades indígenas, pero podrían haber sido muy duros en otras circunstancias.

En el mismo prefacio que estamos citando las compiladoras aluden al debate que se produce desde tiempo atrás, pero muy intensamente desde 2016, acerca del “aporte real que los investigadores (del CONICET) hacemos a la sociedad, en particular quienes trabajamos en las áreas de ciencias sociales y humanidades.”

Pérez y Kropff asumen como propio ese cuestionamiento y advierten que “entre otros aspectos se plantea la irrelevancia de los temas de investigación y la falta de aplicabilidad del conocimiento producido”.  

De acuerdo con este enunciado agregan que el libro “se propone abordar la cuestión de la tierra fiscal de la provincia de Río Negro poniendo el foco en las prácticas que, fundadas en las lógicas racistas  instaladas por el genocidio de aquellos que fueron –y aun son- demonizados como indígenas, han ido estableciendo accesos diferenciales que se evidencian en los conflictos del presente”.

 “Entendemos, entonces, la importancia de que los investigadores y las investigadoras de las ciencias sociales y las humanidades, en tanto empleados/as estatales y ciudadanos/as de este país y esta provincia, realicemos nuestro aporte para promover la reparación: producir conocimiento” añaden después.

Sobre el centro neurálgico del problema de la tierra puntualizan que “hasta tanto el Estado reconozca el genocidio e inicie el necesario proceso de reparación estas lógicas (racistas) seguirán operando tal y como lo demuestran las situaciones que estamos viviendo”.

Más adelante describen el indignante contraste entre la ley 26.737 de protección del Dominio Nacional de Tierras Rurales, del año 2012, determinando que no podrán estar en manos extranjeras más del 15% de las tierras rurales de todo el país, y el decreto del 30 de junio de 2016 del presidente Mauricio Macri que flexibilizó la norma anterior, eliminó controles de la UIF y la AFIP, y facilitó la adquisición por extranjeros de tierras con espejos de agua, como el caso de  Lago Escondido.

Tampoco faltan referencias a los derechos indígenas sobre tierras, amparados en la ley 26.160, del año 2006, que estableció la Emergencia de la Propiedad Comunitaria Indígena; y entran de lleno en el territorio rionegrino con la descripción del carácter y funcionamiento de la Comisión Investigadora para el Relevamiento de Transferencia de Tierras Rurales, creada por lay provincial 4.744 del año 2012, que extendió sus procedimientos hasta el 2015 con el análisis de 141 denuncias ante presuntas irregularidades, en perjuicio de ocupantes indígenas en la mayoría de los casos.

Finalmente, en la rápida enumeración de herramientas legales y acciones gubernamentales acerca del tema de la tierra fiscal de Río Negro, se alude al proyecto de Código de Tierras Fiscales presentado por el Ejecutivo y aún en discusión parlamentaria; con varias objeciones de las comunidades indígenas porque el texto propuesto sólo considera a la tierra como un bien material de producción y especulación, soslayando el significado simbólico como máxima representación de la vida que está fuertemente presente en la cosmovisión mapuche. 

Es importante tener en claro que Laura Kropff y  Pilar Pérez subrayan que “las situaciones de conflicto en torno a la propiedad, uso y acceso a la tierra y otros bienes comunes que se observan en el presente deben ser  entendidas como emergentes situados del proceso inaugurado por el genocidio y, lejos de constituir situaciones aisladas, se pueden explicar a partir de la reconstrucción de sus múltiples aristas”.

Las cosas por su nombre, el genocidio es muerte, el despojo es robo, las largas tramitaciones de los permisos de ocupación y la constante desaparición de expedientes son maniobras delictivas, la discriminación en la adjudicación de tierras (...) es racismo

Queda bien dicho que “el genocidio indígena, como evento que estructura las  prácticas que articularán el  Estado, la nación y el territorio, es abordado en este libro poniendo el foco en sus efectos en clave territorial”. Las cosas por su nombre, el genocidio es muerte, el despojo es robo, las largas tramitaciones de los permisos de ocupación y la constante desaparición de expedientes son maniobras delictivas, la discriminación en la adjudicación de tierras –asignando a las comunidades mapuches las menos dotadas de agua- es  racismo.

La obra es imprescindible para entrar de lleno y documentalmente en temas donde las adulteraciones semánticas han sido muy habituales, sobre todo en boca de la futura ex ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich; y el futuro ex senador nacional Miguel Pichetto, tan preocupados últimamente por los reclamos indígenas.

El cuerpo del libro se integra con dos tramos introductorios y nueve capítulos, referidos a varios temas. El índice menciona estos temas y autores:

  • Cambios y continuidades en las (des)territorializaciones estatales en Río Negro (1878-1955) por P. Pérez y Walter Delrío.
  • Procesos de territorialización y reservas indígenas en Ñorquincó, apuntes para  la reconstrucción  de las trayectorias de las comunidades de Ancalao y Cañumil (1900-1950), por María Laura Martinelli.
  • Racismo estatal y alienación indígena en el proceso de concentración de tierras de una casa comercial en la Línea Sur por L. Kropff.
  • Racismo, fijación y movilidad social en los parajes del oeste de Pichileu, por Natalia Cano y P. Pérez.
  • Catriel, tenencia de la tierra y ordenamiento territorial en una localidad petrolera, por Laura Mombello y Ana Spivak L’Hoste. 
  • Relaciones capitalistas y conflictos territoriales: una aproximación a su emergencia y desarrollo en la cordillera rionegrina, por Valeria Iñigo Carrera.
  • El conflicto de tierras en Las Aguadas: la mirada de la gente de los médanos, por Melisa Szmulewicz, Iris Liscovsky y Sabrina Picone. 
  • La tierra pública en Río Negro: marco jurídico, discordancias y desafíos en torno a su administración, por Lorena Cañuqueo y Julieta Wallace.
  • Una política pública de protección a la tierra en la Legislatura de la provincia de Río Negro, por César Miguel y J. Wallace.

De la presentación, el pasado 30 de octubre en el Concejo Deliberante de Viedma participaron el rector de la UNRN, Juan Carlos del Bello, quien puso énfasis en la seriedad de los trabajos reunidos y la importancia de que la institución haga un aporte al debate de estos temas; las autoras Pérez y Kropff, que adelantaron algunas de las ideas contenidas en el libro; y el dirigente Luis Pilquimán, referente del Parlamento Mapuche, quien reseñó las expectativas de las comunidades indígenas en cuanto a la discusión de estos temas, sobre la base del reconocimiento del genocidio y la reparación de la sustracción de tierras.

Las cosas por su nombre, sin eufemismos ni rebusques del lenguaje académico, como está dicho en la obra: produciendo conocimiento esclarecedor después de 140 años.

----
Fuente: Publicado por la Agencia Periodistica Patagónica (APP): http://appnoticias.com.ar/app/%EF%BB%BFel-genocidio-y-la-apropiacion-de-tierras-indigenas-en-un-libro-que-llama-a-las-cosas-por-su-nombre-por-carlos-espinosa/

 

Te puede interesar:

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario