Servicios en comunicación Intercultural

“El mestizaje ya es algo del pasado”

La idea de imponer un mestizaje por encima de las diversidades con un afán de homogeneizar es una especie de nacionalismo dominante, advierte investigadora Stephanie Rousseau, a propósito de los próximos Censos 2017 y la pregunta de autoidentificación étnica.

Por Patricia Saavedra

Servindi, 12 de octubre, 2017.- A solo unos días de la aplicación de los Censos Nacionales 2017, una pregunta marcará la diferencia con respecto a anteriores censos: por primera vez nos consultarán sobre nuestra autoidentificación étnica.  

De la información recabada el Estado deberá trazar políticas y dirigir acciones para garantizar derechos, acceso a servicios, empleo digno, entre otras necesidades para las poblaciones identificadas, y todo con pertinencia cultural.

Sin embargo, este reflejo en las estadísticas puede peligrar cuando se pretende imponer la idea del “mestizaje como nacionalismo”. Así lo advierte la investigadora en temas indígenas Stephanie Rousseau.

A continuación sus reflexiones respecto a la pregunta de autoidentificación étnica en los próximos Censos Nacionales 2017.

— Siendo Perú un país pluricultural, pluriétnico y multilingüe ¿Cómo considera que por primera vez se aplique en los censos una pregunta de autoidentificación étnica?

Creo que es un primer ejercicio que hace el Estado peruano y que me parece muy importante. Probablemente vamos a observar problemas pero de ahí habrá que ajustar para el próximo censo.

— ¿Cree que se reflejará esta diversidad en su real medida?

Es probable que haya mucho más autoidentificación indígena en la Amazonía pero igual eso es importante. Nos va a dar una primera idea de cómo estamos hoy en día. Como científica social vería esos resultados más en función a cómo la gente se autopercibe y no como una realidad objetiva.

— ¿Y las estadísticas?

Todas las estadísticas son mucho más que algo objetivo. Las estadísticas son el reflejo de cómo elaboramos las categorías y cómo las categorías son utilizadas en una sociedad. Serán importantes por más que no nos den grandes sorpresas positivas.

— ¿Cuál sería esta importancia?

Van a ser importantes porque, de hecho, el Estado peruano necesita esta información para tomar decisiones y diseñar políticas públicas mucho más específicas para atender problemas y necesidades de grupos como, por ejemplo, el de las mujeres indígenas.

— En algún momento surgieron reacciones contra la aplicación de esta pregunta, aduciéndose que alentaban un divisionismo ¿Qué representan estás reacciones en nuestra sociedad hoy?

Estas reacciones no representan nada nuevo. Esto corresponde a una tendencia que es del siglo XX, empezando con el indigenismo y que continúa en los cuarentas, cincuentas, y sigue con las reformas agrarias, en cuyos momentos surgió una pretensión de inclusión bajo una  idea de homogeneidad. O sea “somos una nación, todos mestizos”.

Obviamente esos actores no se dan cuenta que en el mundo hay toda una discusión hace más de 30 años sobre los pueblos indígenas, la importancia de proteger sus derechos y de transformar las estructuras políticas.

— ¿Qué ocurre en países que, como Perú, también cuentan con una diversidad étnica?

En los países vecinos de Perú —sobre todo Ecuador, Bolivia y Colombia— hay mucho más debate, disputa y también riqueza de varias opciones en donde el mestizaje ya es algo del pasado. Acá en el Perú el mestizaje como nacionalismo todavía es muy importante y dominante.

Somos muy pocos —en términos numéricos y al menos en Lima— los que defendemos la importancia de la diversidad cultural, de luchar contra el racismo y de reconocer la autonomía de los pueblos indígenas. Es aún algo minoritario en el Perú por más que se ha avanzado muchísimo.

— ¿Podría surgir una campaña contra este censo atacando la autoidentificación?

Podría pero no lo veo tan importante. Si así fuese ello revelaría dos cosas. Por un lado mostraría que las organizaciones indígenas no han logrado desarrollar estrategias de empoderamiento que les permitan presentarse como una amenaza real. Por otro lado, evidenciaría el muy atrasado nivel de la discusión público-política sobre la identidad indígena. La discusión en ciertas regiones puede ser más importante.

imagen: Servindi.

----
Stephanie Rousseau es doctora (PhD) en ciencia política de la McGill University (Montreal) e investigadora en temas de etnicidad, género, ciudadanía, movimientos sociales e interculturalidad. La entrevista corresponde al mes de junio del 2017 con motivo de la presentación de su libro Mujeres indígenas: etnicidad y género en Perú, México y Bolivia, ocasión en la que también se comentó sobre otros temas. 

Sobre ella le pueden interesar otras entrevistas relacionadas como: "Reglas electorales no garantizan participación para mujeres indígenas"Sector extractivo sí se empoderó frente a derechos indígenas.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario