Servicios en comunicación Intercultural

El lobo de apellido conocido, por Aliaga Pereira

Fuente de la imagen: https://masfe.org/

Servindi, 6 de marzo, 2022.- Los relatos de José Luis Aliaga Pereira –ya sean crónicas o cuentos– tienen enormes virtudes no solo literarias sino también educativas y sociales.

Podrian ser usados con mucha eficacia en jornadas de reflexión, en talleres de capacitación o para promover dinámicas participativas sin la monotonía de una exposición teórica y rígida.

Esta es una de las virtudes del siguiente relato "El lobo de apellido conocido" que despierta la imaginación e invita a la musicalización. 

Por todo esto nos complace que los relatos de nuestro colaborador Aliaga Pereira traspasen no solo fronteras regionales y nacionales, sino también lingüísticas.

Esto último gracias a Carole Radereau, quién en su blog Coco Magnanville traduce y comparte algunos de los relatos de Aliaga Pereira al idioma francés, y a quién agradecemos por su amable y desinteresada colaboración. 

El portal Coco Magnanville comparte además noticias y otros textos del acontecer mundial desde una perspectiva humanista y de justicia social para el público francófono.

Acceder al relato en francés en el siguiente enlace: 


 
Grama Arisca, libro de José Luis Aliaga Pereira

 

El lobo de apellido conocido

Por José Luis Aliaga Pereira*

(En un lejano pueblo... ¡qué lejano!... bueno cercano... ¡ni qué cercano!... Aquí nomás señores, en Celendín, había una vez un lobo que se disfrazó de cordero; pero que, felizmente, el pueblo logró descubrirlo: su apellido era MINA) ...

Mejor veamos lo que sucede:

(En el escenario, vacío y silencioso, de pronto, se escucha una cálida y aconsejadora voz)

— ¡CUIDADO! ¡CUIDADO! Se acercan las elecciones. ¡Otra vez el lobo comprando candidatos rojos, blancos o negros! ¡A todos los compra!, bien sabe que éstos cambian de camiseta como les conviene.

(Ingresan cogidos de la mano y comienzan a dar vueltas en shilalo o ronda, pobladores celendinos: poblanos, campesinos, niños y niñas)

"A nuestro lindo bosque

el lobo quiere entrar

vestido de cordero

y a todos devorar"

(De pronto detienen su juego y alguien del grupo pregunta con temerosa voz)

— Lobo, si no te has ido... ¿ónde estás?

(Desde atrás, con potente voz, el lobo contesta)

— ¡Estoy afilándome dientes y uñas para acariciarles mejor!

"A nuestro querido bosque

el lobo quiere entrar,

disfrazado de cordero

y con todo terminar".

— ¿Pero no decías que vienes a llevarte nuestro oro y a dejarnos progreso para el pueblo?

— Sí, sí... y es que me equivoqué... Nosotros vamos a representarlos... Sólo queremos su voto y el progreso llegará.

(El pueblo detiene su juego de rondas y pregunta por tercera vez)

— ¿Será que estás preparando colmillos y garras para rascar la tierra, acabar con el agua, el bosque y la vida de todos?

(El lobo, con voz amable y cariñosa, responde)

— ¡No! ¡No! Eso no quise decir. ¡Sólo estoy preparando a mis candidatos, para las elecciones y así los gobierne mejor!

"A mi querido bosque

el lobo quiere entrar

y con sus candidatos

a todos gobernar"

(En eso ingresan tres personas disfrazadas de corderos, pero sobresalen sus orejas de lobos que, muy amables, hablan a los pobladores)

— ¡Les daremos trabajo! ¡Habrá progreso! ¡Vivirán mejor! y ¡todos!, todos ganaremos!

— Pero, ¿ustedes no son los que prometieron lo mismo en Arequipa, en La Oroya, en Cerro de Pasco, en Espinar, en Hualgayoc, en Cajabamba y también en Celendín?

— Sí, claro... digo no, no ¿Qué ideas les estarán metiendo en su cabeza? ¿Seguro son esos que se oponen a todo? ¡Escúchenlo bien! ¡La minería es bienestar, es progreso! - gritaron los corderos con orejas de lobo; mientras arrojaban, por los aires, montones de billetes.

(Algunas personas, principalmente los que tenían “grandes” negocios, se agachan a recoger los billetes)

— ¡Noooo! ¡No! ¡No lo recojan! ¡Les sucederá como a nuestros hermanos de Choropampa! ¡El ORO, fuera de nuestro suelo, es veneno para la tierra, para la vida! ¡Mata, malogra y contamina todo! ¡hasta nuestra mismísima alma!

(Dicho esto, un poblador se levanta y les explica)

— ¡No les crean nada, así vengan con sus doctores y con sus gentes cultas y encorbatadas! ¿Cuándo pue' se han acordau de nosotros? ¿Si no hubiera sido puel oro, qué pue se van acordar de los gragientos? Lo que quieren es que nos vayamos, que dejemos nuestras tierras o trabajemos pa' ellos y después nos den una patada en el trasero y nos boten como a basura, todo contaminaus. Bajo nuestros pies dicen que está el oro. Ingresan con sus catarpilas y lo vuelven polvo to' los cerros. ¿Y nuestras lagunas queridas? ¿De ónde ya pue tomaremos agua, si todo lo dejan sucio, contaminau? ¿Y nuestros animales, y nuestras plantitas? La Mamapacha, nuestra mamita, nos ha dau la cabeza pa' pensar. ¡No hay que creer en estos grajos, en estos hambriaus!

(Después, hablándose al oído, cuchicheando para que no les escuche el lobo, se alcanzaron látigos y vinzas)

"A mi querido bosque

el lobo quiere entrar

vestido de cordero

y a todos devorar".

(El pueblo detiene su juego de ronda y, colocándose en posición de ataque para sorprender al lobo, uno de ellos, con voz fingida, temblorosa, pregunta)

— Lobo... ¿Dónde estás?

— Estoy acomodando los regalos para todos ustedes. ¡Ya verán cómo vamos a trabajar para juntos progresar!

(Ni bien terminó de hablar, el lobo, ingresó tirando caramelos, regalos y otras cosas. Los campesinos y poblanos que ya los estaban esperando los corrieron devolviendo caramelos y regalos como verdaderos proyectiles)

— ¡Ay! ¡Ay! —se fueron gritando, sobándose las nalgas y agarrándose sus cascos, dejando sus disfraces de corderos regados por el camino, quedando al descubierto sus colas y sus orejotas.

—  ¡Ojalá nunca más vuelvan!

 

---
* José Luis Aliaga Pereira (1959) nació en Sucre, provincia de Celendín, región Cajamarca, y escribe con el seudónimo literario Palujo. Tiene publicados un libro de cuentos titulado «Grama Arisca» y «El milagroso Taita Ishico» (cuento largo). Fue coautor con Olindo Aliaga, un historiador sucreño de Celendin, del vocero Karuacushma. También es uno de los editores de las revistas Fuscán y Resistencia Celendina. Prepara su segundo libro titulado: «Amagos de amor y de lucha».

 

Te puede interesar:

El cazador de viudas, cuento inédito de Aliaga Pereira

Fuente de la imagen: arkeopatias

Fuente de la imagen: arkeopatias

Servindi, 20 de febrero, 2022.- Este fin de semana compartimos "El cazador de viudas", un relato inédito escrito por nuestro colaborador José Luis Aliaga Pereyra que además de recoger un suceso popular tiene la virtud de explicar qué son y cómo funcionan las rondas campesinas. Seguir leyendo...

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Muchas gracias por sus palabras que me conmueven.
Aprecio mucho su sitio Servindi, hay pocos sitios de información que alcancen esta seriedad y calidad. Le deseo que siga durante mucho tiempo en esta línea. También me parecen excelentes los resúmenes semanales, son buenos para informarse pero también para practicar el idioma castillano. Gracias por permitirnos descubrir autores, pensadores y analistas, sobre todo, toda la actualidad de los pueblos indígenas de Perú (y de otros lugares).

Añadir nuevo comentario