Servicios en comunicación Intercultural

Boeglin: “No aprobar Escazú podría dañar la imagen y credibilidad de Perú”

Compartimos un diálogo con el especialista Nicolas Boeglin, profesor de Derecho Internacional Público, en la Facultad de Derecho de la Universidad de Costa Rica sobre la controvertida posición contraria al Acuerdo de Escazú sostenida por el nuevo canciller Miguel Ángel Rodríguez Mackay.  
 

Nicolas Boeglinprofesor de Derecho Internacional Público en la Facultad de Derecho de la Universidad de Costa Rica (UCR).
 

- ¿Como es que se puede entender la posición del nuevo canciller de Perú sobre el Acuerdo de Escazú?

Es realmente muy sorprendente el cambio radical de posición del nuevo canciller peruano con relación a la posición de sus antecesores en el mismo cargo sobre el Acuerdo de Escazú. Lo que ha sostenido lo ha hecho como nuevo integrante del gabinete, y es probable que alguien le llame la atención, ya que se trata de una opinión que se contrapone por completo a la del gabinete al que pertenece.

- ¿Cómo se situá Perú en la subregión andina en América Latina con relación al Acuerdo de Escazú?

Tenemos ya a trece Estados que han aprobado el Acuerdo de Escazú, siendo Argentina y México (en el 2021) y Chile (en junio del 2022) los tres últimos en hacerlo. Mientras, Colombia avanza en la aprobación del Acuerdo de Escazú para sumarse a Chile (el pasado 26 de julio lo aprobó su Senado) y mientras que Bolivia y Ecuador son Estados Parte al Acuerdo de Escazú desde 2019 y 2020 respectivamente.

Tenemos ahora en la región andina a un Perú en una posición realmente más que desconcertante: cuesta desde afuera entender que se designe como canciller por parte del presidente Pedro Castillo a una persona opuesta al Acuerdo de Escazú, siendo su predecesor al cargo, el constitucionalista Cesar Landa, un reconocido jurista a favor de que Perú aprobara este importante acuerdo regional. 

¿Qué es lo que puede tener de tan malo para Perú el buscar proteger los derechos de quiénes defienden el ambiente desde sus pequeñas comunidades, y el bajar sustancialmente la conflictividad socioambiental, permitiendo consultas informadas a comunidades?

Nadie entiende bien a qué es lo que juega Perú con este reciente nombramiento a la cabeza de su Ministerio de Relaciones Exteriores.

Las ONG peruanas y comunidades indígenas estan por supuesto muy molestas, pero creo que un sector de la economía peruana que se ve beneficiado por productos certificados como productos "sostenibles" también debería de expresarse a favor del Acuerdo de Escazú, al igual que el sector que promueve el turismo y la agricultura orgánica.

- ¿Existen en su opinión razones que sean válidas para que Perú no apruebe el Acuerdo de Escazú? 

Yo no veo a ninguna. Para tranquilidad del nuevo señor Canciller de Perú y de las cámaras empresariales peruanas, ni en Ecuador, ni en Bolivia, ni en Chile, como tampoco en México o Argentina o Panamá o Uruguay, que ya han aprobado el Acuerdo de Escazú, sus economías se han visto afectadas por todas las cosas nefastas que se anuncian en Perú por parte de los detractores al Acuerdo de Escazú que van a ocurrir si se aprueba este tratado.

Se trata de una observación objetiva que pueden constatar todos los peruanos, así como todos los colombianos y paraguayos. Si alguién sabe de un producto de exportación ecuatoriano, mexicano o argentino que haya perdido competitividad en los mercados internacionales desde que se aprobó el Acuerdo de Escazú en Ecuador, México o Argentina, que lo haga saber.

De la misma manera con la supuesta inseguridad jurídica que causaría el Acuerdo de Escazú: no se ha observado nada de inseguro desde el punto de vista legal en los trece Estados que ya han ratificado el Acuerdo de Escazú. 

- ¿Entonces? 

Entonces lo que ocurre es que el nuevo Canciller peruano se inscribe en una tesis que se sostiene sobre supuestas "razones" y "argumentos" contra el Acuerdo de Escazú que no lo son. Se trata en realidad de mitos y de verdaderas leyendas en las cuales cuesta cada vez más creer conforme el Acuerdo de Escazú es aprobado por nuevos Estados.  

Con relación a la supuesta pérdida de soberanía para Perú que, según estas mismas leyendas, representa el Acuerdo de Escazú, tampoco se ha oído de ninguna cesión de soberanía inaceptable por parte de los ejércitos argentino, boliviano, chileno, mexicano, ecuatoriano o uruguayo que son ejércitos tan recelosos como el peruano con relación a cuestiones territoriales.¿O es que el ejército peruano cuida más la soberanía territorial que los demás ejércitos? 

- ¿Puede llegar a dañar la imagen de Perú el hecho de no aprobar el Acuerdo de Escazú?

Claro, y ello no le conviene para nada en estos momentos. Perú tiene un grave problema con relación a la total situación de indefensión de líderes campesinos, indígenas y ecologistas que son asesinados en un clima de total impunidad, lo que tiene un efecto intimidante para muchos pobladores. El problema está ahí, perdura con el tiempo, no se ha logrado resolver,  y el Acuerdo de Escazú ofrece una herramienta en su Artículo 9 para proveer con algun tipo de protección a estas personas.

Adicionalmente, la falta de consulta y la falta de acceso a información en materia ambiental explican ambas la alta conflictividad socioambiental y su judicialización en el Perú: un fenómeno que precisamente busca frenar el Acuerdo de Escazú al obligar al Estado a prever figuras que garanticen una consulta informada de las comunidades y un acceso a la información en materia ambiental. 

Cabe añadir que desde varios años una ONG como Oxfam y otras entidades que trabajan sobre comercio justo y equitativo se están interesando en el Acuerdo de Escazú: ¿será realmente justo y equitativo un producto certificado como tal que proviene de un Estado que le da la espalda a la protección de los derechos de quienes defienden el ambiente? 

- Con un cambio de posición tan radical de la cancillería peruana, ¿Perú pierde toda credilidad?

Me parece que sí, pero sus autoridades aún estan a tiempo de rectificarse. El nuevo canciller debería tener muy clara la línea política del gabinete del presidente Castillo. En su reciente encuentro con las autoridades peruanas, la Alta Comisionada para los Derechos Humanos Michelle Bachelet abogó por una pronta aprobación del Acuerdo de Escazú por parte de Perú. Una invitación que también le ha hecho a Perú la misma Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en años pasados.

Si Perú siempre mantiene su candidatura oficial para integrar el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, donde deberá competir con Chile y Costa Rica, creo que un punto a su favor sería el haber aprobado el Acuerdo de Escazú, o al menos haber adelantado su trámite de aprobación. Ahora bien, si el nuevo Canciller peruano tiene otra opinión al respecto, me encantaría conocerla.

 

Te puede interesar:

Designan a nuevo canciller anti-Escazú

Foto: Cancillería/Twitter

Servindi, 6 de agosto, 2022.- El presidente Pedro Castillo nombró como Canciller a Miguel Ángel Rodríguez Mackay, un abogado reconocido por sus posiciones contra Escazú y por cuestionar la legitimidad de últimas elecciones presidenciales. Seguir leyendo…

 

Las noticias falsas del canciller Rodríguez MacKay sobre Escazú

Protesta ciudadana frente al Ministerio de Relaciones Exteriores por posición de Rodríguez McKay ante Escazú. Foto: Actualidad Ambiental.

La posición del canciller Rodríguez MacKay y de la mayoría del Congreso contradice la reciente Resolución de Naciones Unidas que reconoce el Derecho Humano a un Medio Ambiente Limpio, Saludable y Sostenible, que fue respaldada oficialmente por el Perú. Así lo explica Beatriz Salazar, del Cepes, en el siguiente artículo: Seguir leyendo...

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

LA ACTITUD TESTARUDA DE TORRE TAGLE, SU POCA VOLUNTAD DE CONOCER EL PERU HACE MAS DAÑO AL PERU. INTERNACIONALMENTE EL SEÑOR RODRIGUEZ MACKAY ES UN HAZMERREIR

Añadir nuevo comentario