Servicios en comunicación Intercultural

Crimen de Oliverio Conejo: “Mataron 36 años de sabiduría y conocimiento"

Servindi, 14 de setiembre, 2020.- Una dura condena lanzaron autoridades del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) frente al cruel asesinato de Oliverio Conejo, coordinador del programa de salud del pueblo Totoroez y su hija Emily Conejo de 22 años.

Ellos fueron vilmente asesinados el viernes 11 en la zona rural de Chuscales, municipio de Totoró, al oriente del departamento del Cauca, en la Transversal del Libertador que comunica Popayán e Inzá.

Según relataron habitantes del sector, el coordinador se desplazaba junto a su hija en un automóvil hacia un ritual de sabiduría ancestral cuando sujetos armados que se desplazaban en una motocicleta los interceptaron y les dispararon con arma de fuego en múltiples ocasiones.

Foto: CRIC

Oliverio Conejo era un destacado dirigente quien había ocupado diversos cargos tanto a nivel local, zonal y regional. Al interior del cabildo se desempeñaba como coordinador del programa de salud y lideraba iniciativas para proteger a la comunidad indígena de la Covid-19.

Si bien la Guardia Indígena, el programa de Derechos Humanos del CRIC y las comunidades de la zona buscan información para localizar a los autores del crimen aún se desconocen los móviles del ataque.

En mayo, la Defensoría del Pueblo pidió Jorge Isaacs Hoyos, comandante de la Tercera División del Ejército – con jurisdicción en Valle del Cauca, Nariño y en específico en Cauca – una “intervención urgente» para proteger a las comunidades indígenas.

Ellas afirmaban, encontrarse en medio del conflicto armado entre el Ejército y las disidencias de las FARC y diferentes actores armados ilegales.

El Programa de Comunicaciones del CRIC afirma que con el crimen de Oliverio Conejo y su hija se ha matado “36 años de sabiduría y conocimiento, y eso es masacrar todo un pueblo”.

A través de un comunicado informan de la reafirmación del pueblo Totoróez para "unificar y fortalecer los procesos de control y defensa territorial; operativizando la minga desde adentro".

Indican que a nivel regional, las desarmonías "pretenden deslegitimar nuestro ejercicio autónomo de dinamizar los procesos organizativos para el buen vivir".

Indignados pero con mas fuerza, las autoridades y comunidad del pueblo Totoróez lanzan la voz de resistencia y de rechazo frente al vil y cobarde asesinato del compañero Oliverio Conejo.

Sánchez y su hija Emily Conejo Angucho, quienes fueron víctimas de este plan sistemático de exterminio en contra de los defensores denunciamos públicamente de la vida y el territorio, por parte de los actores armados legales e ilegales y del estado Colombiano en cabeza del presidente Iván Duque Márquez.

​​​Denunciamos públicamente  los actos de intimidación hacia las autoridades indígenas, líderes y lideresas mediante panfletos, por lo tanto le hacemos un llamado a la Defensoría del Pueblo, Fiscalía General de la Nación, Ministerio de Defensa y demás entes de control para que se de la garantía individual y colectiva a la vida, el buen vivir y la permanencia como pueblos en el tiempo y espacio.

De la misma manera reafirmamos como pueblo Totoróez en el marco del gran territorio CRIC, unificar y fortalecer los procesos de control y defensa territorial; operativizando la minga desde adentro, ya que a nivel regional, éstas desarmonías pretenden deslegitimar nuestro ejercicio autónomo de dinamizar los procesos organizativos para el buen vivir.

Los pueblos originarios somos actores de paz, seguiremos empuñando los bastones y las chontas por la reivindicación del derecho al territorio y la vida.

Programa de Comunicaciones del CRIC

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario