Servicios en comunicación Intercultural

Pueblo Kukama afectado e invisible clama por atención y justicia

«El pueblo Kukama está harto, son cinco décadas de injusticias y abusos por parte de las empresas y el Estado. También está harto de pseudo líderes que negocian a cambio del sufrimiento de las comunidades. Exigen atención inmediata y que sus vidas importen, y lo exigen ya».

Así lo sostienen en el presente informe Mariluz Canaquiri Murayari, presidenta de la Federación de Mujeres Indígenas del Marañón y Samiria “Huaynakana Kamatahuara Kana” y Mirella Pretell Gomero, ex-jefa del Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) en Loreto. 

El documento grafica la situación real de las comunidades que ven afectados sus ecosistemas y pierden sus medios de subsistencia sin que las autoridades regionales y nacionales hagan algo por atenderlas.

 

 

 

Pueblo Kukama afectado e invisible: las 29 comunidades del distrito Parinari claman atención y justicia

Por Mariluz Canaquiri Murayari y Mirella Pretell Gomero*

1 de octubre, 2022.- Han pasado dos semanas desde el último derrame de petróleo que viene afectando a todas las comunidades nativas de la cuenca baja del río Marañón, pero el Estado brilla por su ausencia. El tremendo desconocimiento de la zona y el eterno abandono que padecen estas comunidades hacen que la visión del impacto sea limitada.

Si bien el derrame ocurrió en la quebrada Cuninico, afluente del río Marañón, la extensión de la afectación es vasta. Las particularidades geográficas de la zona, el sistema de cuencas y subcuencas que lo conforman y su naturaleza de ecosistema de bajiales y aguajales hacen de esta área sumamente vulnerable a los impactos de la contaminación petrolera.

Así pues, el petróleo crudo –tardía e ineficientemente contenido– se extendió rápidamente aguas abajo de la quebrada Cuninico, el cual –según reportan las comunidades al día de hoy– sigue bajando en bloques, adhiriéndose a los gramalotes que bajan con la corriente, afectando principalmente a las especies acuáticas (tal como lo pudimos presenciar en la Comunidad Nativa San Roque, ver video adjunto).

Esta temporada de mijano, (1) central para la actividad pesquera artesanal, que es una fuente de subsistencia fundamental para las comunidades –así como una de sus pocas fuentes de ingreso– se ha visto sumamente afectada.

Este derrame no es un hecho aislado. Las comunidades del distrito de Parinari vienen sufriendo los impactos negativos de la actividad petrolera por cinco décadas.

Este derrame no es un hecho aislado. Las comunidades del distrito de Parinari vienen sufriendo los impactos negativos de la actividad petrolera por cinco décadas. Sin embargo, no han recibido ni un solo beneficio.
 

Si bien el distrito de Parinari no se encuentra en el área de influencia directa del Oleoducto Norperuano, todo lo que ocurra cuenca arriba afecta a las 29 comunidades del distrito, asentadas a lo largo de la ribera del río Marañón y su afluente el río Samiria, por las razones ya señaladas.

Asimismo, el lote 8X – Batería Yanayacu se encuentra dentro de la Reserva Pacaya Samiria e impacta directamente a las comunidades dentro de la reserva y en su zona de amortiguamiento.

a extracción petrolera está acabando con sus medios de subsistencia, con su salud física y mental, y que, en definitiva, ha transformado negativamente sus vidas.

El pueblo Kukama del distrito de Parinari conoce mejor que nadie su territorio y puede fundamentar perfectamente lo que las autoridades y las empresas quieren desconocer: que la extracción petrolera está acabando con sus medios de subsistencia, con su salud física y mental, y que, en definitiva, ha transformado negativamente sus vidas.

Tras catorce días de inacción por parte del gobierno nacional y de absoluta desidia por parte del Gobierno Regional de Loreto y de las municipalidades provincial y distrital –que están más preocupados por el cierre de campaña electoral– las comunidades kukama del distrito de Parinari están hartas. Y con justa razón.

 

El 21 de setiembre se solicitó formalmente la declaratoria de emergencia ambiental en el distrito de Parinari, al cual el Ministerio del Ambiente hizo caso omiso. Asimismo, las comunidades organizadas instaron al gobierno central a declarar la emergencia sanitaria (en cumplimiento del Decreto Legislativo 1156) y el estado de emergencia por desastre o peligro inminente (en el marco de la Ley N° 29664, Ley que crea el Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres – SINAGERD).

¿Por qué la vida y salud de las personas en las comunidades de Parinari y Urarinas no importan? ¿Dónde está el gobierno del pueblo?

Es indignante que el Gobierno Regional de Loreto, que es la autoridad máxima en relación a la gestión de desastres en su jurisdicción, no cumpla con sus funciones y que hasta la fecha el Centro de Operaciones de Emergencia Regional (COER) de Loreto no esté gestionando ninguna acción de atención inmediata. El Ministerio de Salud parece no existir y la DIRESA menos. ¿Por qué la vida y salud de las personas en las comunidades de Parinari y Urarinas no importan? ¿Dónde está el gobierno del pueblo?

Las comunidades de Parinari están dispuestas a dialogar, pero la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) postergó hasta nuevo aviso una reunión de trabajo pactada para el 28 de setiembre ¿Cómo pretenden prevenir el escalamiento de un conflicto si ante la voluntad de diálogo de las comunidades afectadas PCM los ignora?

Hablar del Ministerio de Energía y Minas y de OSINERGMIN sería simplemente inútil, pues a ellos solo les interesa el beneficio económico de la extracción petrolera, pero su responsabilidad es inminente y las comunidades afectadas lo saben.

Hace unos días PerúPetro inició los eventos presenciales de participación ciudadana para la licitación del Lote 8. Mientras las comunidades en la zona se encuentran sufriendo las nefastas consecuencias de la actividad petrolera, a PerúPetro (brazo licitador del MINEM) poco le importa el daño ambiental, social y cultural que el Lote 8 y el Oleoducto Norperuano (que transporta el petróleo crudo de este y otros lotes) viene causando en los territorios del pueblo Kukama.

¿Cómo pretende el gobierno entregar el lote a una nueva empresa sin haber obligado antes al operador responsable del daño, Pluspetrol Norte, a remediar las tantas áreas contaminadas y compensar a las comunidades por tantos años de injusticiales ambientales? ¿Estará planeando entregar el lote a PetroPerú, que ha demostrado por demás su ineficiencia?

El pueblo Kukama está harto, son cinco décadas de injusticias y abusos por parte de las empresas y el Estado. También está harto de pseudo líderes que negocian a cambio del sufrimiento de las comunidades. Exigen atención inmediata y que sus vidas importen, y lo exigen ya.
 

Acceso a fotos y videos (tomados por las autoras):

Enlace a las actas, pronunciamiento y videos difundidos por los medios oficiales de Huaynakana

 

Nota:

(1) El mijano es el bloque de peces que en temporada de verano se trasladan en grandes cantidades desde las cochas hacia los ríos. En este caso coincidió con la ocurrencia del derrame. Al llegar al lugar donde bajaba el petróleo en el río Marañón, ocasionó que los peces respiren y tomen el agua contaminada y se mueran. Ver el video publicado por Huaynakana.

---
* Mariluz Canaquiri Murayari es presidenta de la Federación de Mujeres Indígenas del Marañón y Samiria “Huaynakana Kamatahuara Kana” y Mirella Pretell Gomero, ex-jefa del Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) en Loreto, candidata a doctorado en geografía y medio ambiente.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Muy buena información, espero que las autoridades a cargo, tomen acciones a la brevedad, en harás del bienestar de este grupo humano, que necesitan de apoyo integral.

Añadir nuevo comentario